La demanda civil por las 112 obras de arte en litigio se presentará en Barbastro

El Obispado de Barbastro-Monzón presentará la demanda civil en el Juzgado de Barbastro, a finales de este mes, tras la decisión del equipo jurídico que asesora al obispo Ángel Pérez.. La demanda irá contra el Obispado de Lérida y el Consorcio.

El cambio de un Juzgado de Lérida por el de Barbastro se enmarca entre la nueva estrategia para reclamar por la vía civil las 112 obras que son propiedad de las parroquias aragonesas pero siguen en el Museo de Lérida, a pesar de las sentencias de la Santa Sede y el Decreto definitivo de la Signatura Apostólica de 28 de abril de 2007.

El acto de conciliación se interpuso en el Juzgado de Lérida porque allí está el domicilio de los demandados, Obispado y Consorcio, mientras que la demanda civil se presentará en el Juzgado de Barbastro.

El Obispado de Barbastro-Monzón acude de nuevo a la vía civil para recuperar los bienes, al no prosperar el acto de conciliación celebrado a finales de octubre en el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Lérida. El objetivo es recuperar las 112 obras de arte propiedad de las parroquias pertenecientes a la diócesis de altoaragonesa y que se encuentran en depósito en Lérida.

El Obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, explica que “la diócesis no persigue otra cosa que se haga justicia, y que de una vez se devuelva al pueblo de Aragón aquello que fue trasladado a Lérida, esto es, los bienes pertenecientes a las parroquias del Aragón oriental que fueron llevados a territorio catalán”.

El abogado del obispado altoaragonés, Joaquín Guerrero recuerda que la demanda se presenta contra el Obispado de Lérida y el Consorcio del Museo.

El acto de conciliación planteado por el Obispado de Barbastro-Monzón para conseguir que el Obispado ilerdense entregara los bienes en litigio finalizaba sin ningún acuerdo. Los representantes legales del Obispado de Lérida reconocían que la propiedad de los 112 bienes es de las parroquias de la zona oriental de Aragón, segregadas de Cataluña en 1995, pertenecientes al Obispado de Barbastro-Monzón, pero alegaban que no pueden disponer de ellos puesto que el Consorcio del Museo de Lérida, que no se presentaba al acto de conciliación, no se los facilita.

De este modo, para el Obispado de Barbastro Monzón, la única salida ahora es llevar de nuevo el litigio de los bienes a la vía civil. Esta será la cuarta vez que lo hagan, después de contar además con tres sentencias del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica que reconocen la propiedad aragonesa de las piezas reclamadas. Presentarán una demanda civil contra el Obispado de Lérida y citarán también como parte implicada en el proceso al Consorcio del Museo de Lérida para que explique por qué no quiere entregar las obras de arte.

La decisión del Obispado de Barbastro-Monzón se produce 22 años después de la integración de las parroquias de la zona oriental de Aragón y tras tres sentencias del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica que reconocen la propiedad aragonesa de las piezas reclamadas. Resoluciones que fueron recurridas reiteradamente y sin éxito por el Obispado de Lérida en otras instancias vaticanas, como el Tribunal de la Rota y la Congregación de Obispos de Roma.

Una orden de devolución, por otra parte, que los sucesivos obispos de Lérida han asegurado no poder cumplir al estar los bienes incluidos en el patrimonio histórico de Cataluña y bajo la tutela del consorcio del Museo de Lérida.

Las piezas fueron catalogadas por la Generalitat en 1999 y posteriormente por el Gobierno aragonés, iniciativa que llevó al Ejecutivo catalán a recurrir el proceso ante los tribunales de justicia. La catalogación aragonesa fue aceptada por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón y confirmada por el Tribunal Supremo, para el que los bienes reclamados se encuentran en Lérida con carácter provisional, a título de depósito y no de propiedad.

Comentarios