Remontada de líder de la SD Huesca en Lorca

Lorca SD Huesca partido fútbol

No fue el mejor día de los azulgrana que sufrieron en el campo de uno de los conjuntos que está en descenso, pero que supieron reaccionar y llevarse los tres puntos en un encuentro en el que desde el primer minuto se fue por detrás en el marcador. El 2-3 final deja a la SD Huesca en el primer puesto por décima jornada consecutiva con 46 puntos. Alexander, Chimy Ávila y Melero fueron los goleadores del equipo de Rubi.

Con la novedad de Ferreiro por Sastre en el once se presentaba el Huesca a un partido que se presumía sería complicado, como así fue, ante un equipo que se jugaba mucho. Además, los oscenses se encontraron con un gol en contra en la primera acción. Malle hacía el 1-0. Lejos de reaccionar, la situación pudo haber sido peor si el Lorca hubiera marcado el 2-0 en el minuto 3, pero Remiro desvió a córner un remate a un metro de la portería.

No se veía cómodo al Huesca al que le costó hacerse con el balón y el mando. En el minuto 23’ un gran pase de Gallar a Alexander propició el 1-1 con un disparo potente y cercano del venezolano.

Pero antes del descanso llegó el 2-1 en el minuto 29’ en otro despiste defensivo que permitió rematar claramente a Manu Apeh. Un Huesca desconocido se encontraba otra vez con el marcador en contra. Con ese resultado se llegó al descanso.

Había que remar en lo que estaba siendo un mal día. Pero el líder aprovechó el paso atrás del Lorca para controlar el balón y el partido. Parecía que no se encontraba la formula de llegar a la portería rival cuando Pulido se inventaba un gran pase que remataba Chimy Ávila al fondo de la portería haciendo el 2-2. El argentino sigue en racha y volvía a marcar. Era el minuto 59’.

Sin reacción de los murcianos, era lógico pensar que no tardaría en llegar el tercero y así fue. Claro penalti de Apeh sobre Pulido y Melero hacía el 2-3 en el minuto 66’, poniendo por fin por delante a la SD Huesca.

Costó mucho, pero se consiguió y ya parecía que la victoria no se escaparía, como así fue. La expulsión de Apeh dejó a los locales entregados con uno menos. La nota negativa que Brezancic se tuvo que retirar con problemas en el pecho y Melero con molestias físicas, tras el esfuerzo realizado. Sastre, Rulo y Luso entraron para dar consistencia al equipo.

Un Huesca que no rebla con una dinámica que sigue y son siete jornadas sin perder con cinco victorias y dos empates. Ahora descansar tras el largo viaje y a pensar en el Osasuna. Llega otro de los gallitos al Alcoraz en un choque donde se espera un gran ambiente en las gradas.

Comentarios