El padre de Naiara se adhiere a la prisión permanente revisable

Manuel Adolfo Briones, padre biológico de Naiara que falleció en julio en Sabiñánigo, como consecuencia de las agresiones de su tío político, ha manifestado públicamente su adhesión y firma al movimiento en España que promueve el evitar que se derogue la prisión permanente revisable, una pena excepcional contemplada para casos de extrema gravedad, como por ejemplo el asesinato de menores, como es el caso de su hija.

El acusado de los hechos, Iván Pardo Pena, que se encuentra en el penal de Zuera, declaró en sede judicial el pasado 8 de julio de 2017 y confesó que utilizó utensilios como una raqueta eléctrica caza-insectos para dar calambres a la pequeña, le golpeó con puñetazos, con el cinturón y la estrelló contra el suelo porque “no se sabía la lección”.

Con relación a la medida de prisión permanente revisable, que conlleva el cumplimiento íntegro de la pena, la abogada de oficio, ha indicado que después de la confesión en julio de Iván, “la Fiscal fue rotunda en susu concluiones con la petición de esta pena, que es la segunda vez que se solicita en España”.

Este mismo mes de enero la responsable judicial del caso informó de que ampliaba la instrucción del caso puesto que se había incorporado recientemente numerosa documentación pendiente de análisis. La medida permite ampliar la instrucción del sumario dieciocho meses, después de que se hayan cumplido ya seis meses que establece como plazo máximo la Ley de Enjuiciamiento Criminal para la investigación de causas penales.

Desde distintas instituciones públicas del territorio y vecinos de forma particular, se han mostrado las opiniones acerca de la confirmación por parte de la fiscalía de su voluntad de pedir prisión permanente revisable para el presunto autor del asesinato de Naiara.

En primer lugar, la presidenta de la comarca del Alto Gállego, Lourdes Arruebo, considera que la fiscalía tiene la argumentación necesaria para poder solicitar este tipo de medidas para el investigado por los hechos y por tanto respetan la decisión que toma la fiscalía.

Por su parte, el alcalde de Sabiñánigo, Jesús Lasierra, ha sido contundente al indicar que “caiga el peso de la ley” ante un hecho “tan deleznable” con una menor con la que “hubo ensañamiento”. El primer edil espera que la ley actual respalde a la fiscalía en sus argumentaciones.

La sociedad a través de las redes sociales ha mostrado su apoyo a las intenciones de la fiscalía en un caso tan estremecedor como el de la pequeña Naiara, ya que según los detalles de la investigación se le sometió a torturas.

Comentarios