Levitec Huesca necesita reaccionar en Lérida

La liga LEB-Oro no para y este martes el Peñas tiene de nuevo partido en la pista del Força Lleida, a partir de las 20.30 horas. Un encuentro muy importante y que llega en el peor momento de los oscenses que suman cuatro derrotas consecutiva y que necesitan cortar esa racha negativa que llevan desde el 22 de diciembre que ganaron en Coruña. Además de perder los encuentros hay que recuperar la confianza en el juego que se ha ido perdiendo en estas últimas jornadas.

El técnico Guillermo Arenas indicaba en la previa que “yoo creo que de juego estamos haciendo las cosas bien, nos está faltando la continuidad de los 40 minutos” y reconocía que “no hemos pasado las mejores semanas por todos los cambios por no tener la plantilla al completo”.

En este aspecto ya ha tenido algunas sesiones más de entrenamiento con Mykolas Diennis y ahora llega Erik Durham, por lo que se vuelve a contar con las once fichas para entrenar y competir a tope, porque todavía quedan muchas jornadas para mejorar la situación. Arenas señalaba que “somos conscientes del momento y esto es lo que toca, hay que pasarlo y trabajar duro para que se corte cuanto antes”.

Y la primera piedra es dura ya que Força Lleida está en alza con dos victorias seguidas, la última fuera en la pista de Palma, y además en su cancha es un conjunto muy fuerte. “Es un rival complicado porque Lleida en su casa juega muy bien, con mucha intensidad, tiene muy confianza y allí es muy difícil ganarle. Es uno de los rivales que nos cuesta más jugar contra ellos, como se vio en la primera vuelta”, decía Guillermo Arenas.

Lo que espera de su equipo es que “tenemos que dar un paso adelante para salir de este momento” y es que es fundamental no perder comba con los equipos que luchan por la zona de playoff. Ahora mismo el Levitec Huesca ocupa el puesto 13 con 7 victorias y Lleida tiene 9, ocupando la novena plaza, por lo que es la referencia en la clasificación, si bien por el medio están Palencia, Araberri o Cáceres, todos ellos en una victoria.

Comentarios