Frente común de la provincia de Huesca para mantener el Impuesto de Actividades Económicas en las zonas con centrales hidroeléctricas

Reunión centrales hidroeléctricas

Mantener los ingresos del Impuesto de Actividades Económicas en las localidades que albergan centrales hidroeléctricas es una de las reclamaciones de la Diputación Provincial de Huesca, la Comarca de Sobrarbe y los Ayuntamientos de Bielsa, Tella-Sin, Plan y San Juan de Plan, y Adelpa, que este lunes se reunían en Bielsa para hacer “frente común” y demandar al Gobierno central los derechos del territorio una vez que se ha producido una nueva reversión de un salto hidroeléctrico (el de Lafortunada-Cinqueta) al Estado.

Los Ayuntamientos implicados recuerdan que el Ministerio de Agricultura, ahora encargado de la gestión de estos saltos, está exento de pagar el Impuesto de Actividades Económicas, una cuantía importante que percibían los municipios cuando el encargado de la gestión era Endesa. Por eso, reclaman al Gobierno Central la modificación de esta normativa para mantener estos ingresos. De la misma forma, piden ser informados de la rentabilidad en las concesiones cuyo estudio económico debe realizar el Ministerio. Por otro lado, desde estas instituciones reclaman compensaciones que consideran les corresponden, tanto en la parte de los impuestos como en los beneficios generados.

En la reunión también se ha señalado que se deben establecer nuevas condiciones en el proceso de renovación de la ocupación de los montes de utilidad pública, cuya gestión está en manos de la DGA, administración a quien demandan que se persone en el expediente al producirse la caducidad de una reversión. A este respecto, consideran que no se puede autorizar la nueva ocupación sin hacer el trámite pertinente, es decir, que los ayuntamientos aprueben la ocupación, y le piden al Gobierno de Aragón que active la tasa de ocupación a través de un estudio de impacto socioeconómico y estudie las afecciones directas al territorio derivadas de la falta de agua en los ríos, como puede ser la pesca, cuestiones sanitarias, el caudal ecológico o las actividades deportivas.

Además de seguir con la batalla judicial, quieren hacer un seguimiento de la restitución territorial y del destino de sus fondos. Ante la necesidad manifestada por parte de los ayuntamientos, la Diputación también ha informado que está elaborando un estudio comparativo sobre la diferencia de impuestos y beneficios fiscales que aportan las centrales en Francia y España.

Entre todos los actores implicados, han definido estos nuevos pasos a dar para que las centrales hidroeléctricas repercutan en el territorio cedente y se deje de otorgar lo que entienden “un trato de favor a las empresas hidroeléctricas” frente al “desprecio a los derechos de los ayuntamientos”, titulares de los terrenos donde se ubican las explotaciones hidroeléctricas.

Entre los asistentes a la reunión, se encontraba el Presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, junto a los afectados por la caducidad de las centrales de Urdiceto, Barrosa y Lafortunada-Cinqueta, como el alcalde de Bielsa, Miguel Noguero, y los de Tella-Sin, Plan y San Juan de Plan, Feliciano Sesé, José Serveto e Isabel Guillén, el presidente de la Comarca de Sobrarbe, Enrique Campo, Ana Ruiz, por la Asociación de entidades locales del Pirineo aragonés, y los diputados de Sobrabe tanto a nivel provincial y regional, Ramón Laplana y Enrique Pueyo, como el del Congreso, Gonzalo Palacín, y Joaquín Irigoyen, Mari Carmen Gabás y Montse Andrés, secretarios y técnicos de los ayuntamientos afectados.

Comentarios