Propuesta para lograr más presencia femenina en los nombres del callejero oscense

El Centro de Educación de Adultos Miguel Hernández, en colaboración con el área de Igualdad del ayuntamiento de Huesca, ha llevado a cabo un estudio sobre el callejero de Huesca, analizando qué calles tienen nombre de mujer, y constatando una evidente desproporción con respecto a los hombres, tanto de forma particular como en nombres de colectivos. El trabajo final del proyecto propone que se coloquen placas explicativas en las calles que, en la actualidad, designan a personajes históricos femeninos. Por otro lado, también se ha presentado al ayuntamiento de Huesca un listado de 40 mujeres científicas, proponiendo que sus nombres pasen a formar parte del callejero oscense. Las calles de Huesca no llevan el nombre de ninguna mujer científica, ni técnica, ni inventora.

Esther Guerris, directora del Centro de Educación de Adultos Miguel Hernández, recordaba que ha sido un trabajo colaborativo. Y dado que en febrero se celebra el Día de la Niña y la Mujer en la Ciencia, es el momento de reivindicar el papel de las mujeres en este campo, donde la diferencia con los hombres es abismal.

Fuera de nombres como Doña Petronila, Nuestra Señora de Salas, Duquesa Villahermosa, La Inmaculada o Capuchinas, por ejemplo, el porcentaje de calles con nombre de mujer es muy bajo. Menos del 10% si se consideran todos los nombres relacionados con colectivos de religiosas, santas, nombres de ermitas, realeza o nobleza.

Y como conclusión del estudio, se destaca la gran desproporción en el reconocimiento a hombres y mujeres que deberían tener la misma relevancia investigadora, o que han desarrollado hitos en la sociedad. Tanto en lo que son calles como todo tipo de espacios en la ciudad, las mujeres están escondidas, y casi todos los nombres de mujer están en calles de las zonas nuevas de Huesca.

El ayuntamiento agradece este trabajo, y en el camino que están siguiendo hacia la igualdad, creen que tienen una deuda con las mujeres para que haya esa visibilidad. El concejal de igualdad, Fernando Gállego, indica que hay que romper la barrera que impide que las mujeres accedan a trabajos científicos o tecnológicos. Por ello, el ayuntamiento se convertirá en el marco en el que se produzca ese reconocimiento. Recoge la propuesta y, conforme se vayan creando nuevas calles o dando nombre a otras, se contará con los nombres propuestos.

Comentarios