Salillas: "La Inmaculada, como el resto de bienes, descansa por fin aunque no tenga órganos ni cerebro"

El alcalde de Villanueva de Sijena, Ildefonso Salillas, no podía ocultar su satisfacción tras la recuperación del cuadro de la Inmaculada, aunque se mostraba molesto por el hecho de que su traslado requiriera de un operativo con cargo al Gobierno de Aragón, cuando considera que debiera haber sido la Generalitat de Cataluña quien entregara la obra en el monasterio de Sijena.

No obstante, Salillas, con una risueña sonrisa manifestaba que “todo lo que llega a Sijena, aunque no tenga órganos ni cerebro, se encuentra mejor. O como dirían los abuelos, ahora descansa, porque ha llevado mala vida y allí estaba a disgusto”. Ahora, el alcalde monegrino espera, una vez finalizadas las labores de clasificación y evaluación del estado de las obras recibidas en Sijena, se pueda ofrecer “una exposición lo más completa posible”.

Salillas es consciente de que ahora el monasterio de Sijena está en “el ojo del huracán, en el ojo de todos”. De hecho, confesaba que desde Cataluña “se ha mandado gente para denostar” el cenobio monegrino. Por ello, considera que hay que hacer todo lo posible para mejorar la cara del monasterio, por dentro y por fuera, y “hacerlo digno a las visitas” y recuerda que “estamos hablando de uno de los monasterios más importantes de Aragón”.

Ildefonso Salillas, al igual que el letrado de Villanueva de Sijena, Jorge Español, sabe que está pendiente la “batalla” más complicada como es la devolución de las valiosas pinturas murales que se encuentran en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, en Barcelona, así como localizar piezas en paradero desconocido.

El letrado del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena ha calificado de “milagro” el resultado de la batalla jurídica emprendida contra Cataluña desde Aragón para recuperar el tesoro artístico del monasterio, monumento nacional desde 1923, y por tanto, de patrimonio indivisible.

Comentarios