Se inician las obras para remodelar la calle Manuel Bescós y su entronque con la calle Cabestany

Las obras de remodelación previstas en la calle Manuel Bescós y su entronque con la calle Cabestany se inician este lunes, 29 de enero. Se trata de la sustitución de las redes municipales de servicios así como la reurbanización y supresión de barreras arquitectónicas. El Ayuntamiento de Huesca ha invertido alrededor de 315.000 euros y el plazo de ejecución de los trabajos es de cuatro meses.

Debido al cierre al tráfico de Manuel Bescós por las obras, los vehículos autorizados para acceder a estas calles podrán circular desde la calle Argensolas por la calle Roldán en sentido contrario en el tramo hasta la calle Boltaña y desde allí a la plaza San Antonio para salir a Cabestany por Mor de Fuentes.

La reurbanización de este espacio consistirá en la supresión de las aceras y la configuración de una plataforma única sin barreras arquitectónicas y con una nueva pavimentación que mejorará el acceso y la movilidad en la zona. También se mejorará el alumbrado y se instalará nuevo mobiliario. Se dispondrá una línea de arbolado en la calle Manuel Bescós que separará la zona peatonal de aquella por la que circularán los vehículos que accedan a sus garajes u otros viales. En este mismo eje se ubicarán las luminarias, papeleras y aparcabicis.

En el espacio central de la plaza se instalarán tres jardineras-bancos circulares, que dispondrán de su propio sistema de iluminación bajo la bancada.

Previamente se renovarán las redes actuales de saneamiento y abastecimiento, bastante deterioradas, que en este tramo discurren superpuestas y a las que se han incorporado redes de gas y suministro eléctrico. Se contempla también una red de riego por goteo a lo largo de la calle Manuel Bescós, así como en un tramo de la calle Cabestany, y una isla de cuatro contenedores soterrados en el acceso hacia la calle Benabarre.

Comentarios