El Justicia de Aragón recibió 19 quejas en el Somontano de Barbastro en 2017

Fernando García Vicente Justicia de Aragón

El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha instalado su oficina móvil este jueves en la sede de la Comarca de Somontano de Barbastro, donde ha atendido las peticiones de ocho ciudadanos. Según los datos del Justicia, el pasado año tramitaron 19 quejas procedentes de todo el Somontano de Barbastro, una cifra similar a la de 2016, cuando recibieron 21 demandas. Entre ellas, destacan las molestias por ruidos en la plaza del Mercado, o el cambio de profesores en Infantil y Primaria en el colegio de Salas Altas; dos cuestiones que, según el Justicia, ya se han resuelto o están "en vías de solución".

Y explicaba algunos de los casos atendidos este jueves en Barbastro, como un ciudadano que ha estado tres años en lista de espera para recibir su rehabilitación de columna vertebral, o una madre que tiene dos hijos y un niño saharaui en acogida temporal durante 10 meses al año, y que reclama que se le reconozcan algunos de los derechos de las familias numerosas. Uno de los asuntos pendientes, y que deberá retomarse, es la queja de un vecino de Barbastro por el ruido y las molestias causadas por los gallos de su vecino.

García Vicente define la institución como un "barómetro social". El retraso en el reconocimiento del grado de dependencia también es un problema que afecta, en general, a todos los aragoneses. Junto a este tema, en 2017 también han aumentado los problemas fiscales, mientras que se han reducido las demandas por retrasos en el cobro del Ingreso Aragonés de Inserción, una de las principales quejas de los aragoneses hace apenas tres años.

Otras de las demandas efectuadas desde el Somontano de Barbastro están relacionadas con la elevada valoración catastral en viviendas de Costean (que repercuten en pago del IBI y otros impuestos); o un problema que, cada cierto tiempo, recae en manos del Justicia: el toque de la campana de El Grado, que da los cuartos, las medias horas y las horas...desde las 7 de la mañana a las 12 de la noche.

Además de recibir las demandas de los ciudadanos, otra de las funciones del Justicia de Aragón es asesorar a las administraciones. El pasado año, el Ayuntamiento de Barbastro aceptó una de sus sugerencias: aplicar la normativa del Tribunal Constitucional en relación con la regulación de la plusvalía. De este modo, según el Justicia, el Ayuntamiento de Barbastro ha paralizado el cobro de la plusvalía en los casos que debía, siguiendo la sentencia del Constitucional.

La visita del Justicia de Aragón a Barbastro se producía en una semana especialmente emotiva para el Justiciazgo tras la pérdida del primer Justicia de la democracia, Emilio Gastón. García Vicente recordaba que Gastón "había marcado el camino" y se mostraba emocionado por las "importantes muestras de cariño de más de 1.500 personas que acudieron a rendirle homenaje en la capilla ardiente".

Comentarios