Salillas: "la jueza nos ha pegado un 'pezcollón' y estirado las orejas"

El alcalde de Villanueva de Sijena, Ildefonso Salillas, mostraba su sorpresa tras conocer la decisión de la magistrada del Juzgado de Primera Instancia número 2 de Huesca, de suspender la ejecución provisional del traslado de las pinturas murales, que se encuentran en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, hasta el monasterio de Sijena. Salillas comparaba esta “inesperada decisión" a un partido de fútbol, “en el que íbamos ganando 2-0 y ahora vamos 2-1”, para añadir que la jueza lo que ha hecho es dar un toque de atención al Gobierno de Aragón y “pegado un pezcollón y estirado las orejas”. Para el alcalde monegrino “habrá que ponerse las pilas y seguir trabajando con más celeridad”, siendo consciente de que el monasterio de Sijena está ahora en los ojos de todo el mundo y de que es necesario contar con un Plan Director y acometerlo inmediatamente.

Según Jorge Español, abogado de Villanueva de Sijena, “el auto es irrecurrible y por lo tanto, deberemos esperar dos o tres años hasta que haya sentencia firme para continuar con la ejecución de la misma. Estamos a la espera de que la Audiencia Provincial resuelva el recurso de apelación del MNAC contra la sentencia de primera instancia, que ordenó la restitución de las pinturas murales al monasterio”. En cualquier caso, añade Español, contra la sentencia de la Audiencia, cabrá recurso de casación ante el Tribunal Supremo. “Solo cuando el Tribunal Supremo se pronuncie, se podrá continuar con la ejecución de la sentencia de primera instancia, en el caso de que estas otras instancias confirmen dicha sentencia, que así es de esperar”.

Comentarios