Josete Ortas lamenta no haber podido atender la demanda de entradas de Osasuna

El director general de la SD Huesca apuntaba en el acto celebrado en el césped de El Alcoraz, con motivo de la renovación del acuerdo con Alejandro Moda, que lamentablemente el aforo del estadio y la cifra de 5.000 abonados que tiene ahora el club, impiden poder atender las peticiones de entradas de los aficionados navarros que querían acudir a presenciar el choque del domingo. En estos momentos la SD Huesca solamente dispone de unas 300 localidades para las aficiones visitantes y no han entradas en taquilla, al estar el campo completo.

Josete Ortas hacía hincapié en la buena relación que une a los clubes y a las aficiones y que en la anterior visita hace dos temporadas fueron unos 1.500 los seguidores de Osasuna que estuvieron en Huesca, algo que ahora es imposible. Una lástima, porque más allá de la cuestión del coste de las entradas, para la ciudad es una buena inyección económica también la llegada de aficionados de los conjuntos rivales.

A pesar de no haber localidades, hay muchos seguidores de Osasuna que anuncian su llegada a la capital oscense durante el fin de semana para animar al equipo y ver el encuentro a través de la tv en establecimientos hosteleros de Huesca.

Desde la SD Huesca consideran este partido como muy importante para mantenerse en lo más alto de la tabla y seguir soñando con el ascenso de categoría. Cada jornada que pasa hay más ilusión en el club y en la ciudad.

Además también indicaba Josete Ortas que en las próximas horas habrá noticias sobre refuerzos en los que se lleva trabajando un tiempo, si bien no se quiere precipitar en las decisiones. “Lo que venga tiene que ser para complementar lo que hay”, indicaba el dirigente azulgrana que también confirmaba que no hay previstas salidas en estos últimos días, salvo que alguno de los integrantes de la plantilla, que está contando con menos minutos, quiera plantear su marcha.

Ortas considera que hay un buen plantel y que además los que están saliendo desde el banquillo han demostrado que pueden aportar por lo que más que necesidad lo que hay es una idea de complementar algunas posiciones, especialmente la portería que se ha quedado coja desde la lesión de Bardají, que está supliendo Valera, que llegó en principio como tercer guardamenta.

Comentarios