CEOE Aragón ve necesarias medidas que impulsen la actividad empresarial y su competitividad

Moderación del ritmo de creación de empleo y de las previsiones económicas. Es la conclusión que saca CEOE Aragón de las cifras de la EPA del 4º trimestre de 2017, lo que en su opinión requiere de medidas que impulsen la actividad empresarial y su competitividad. Esta encuesta cierra el año en Aragón con 15.200 personas desempleadas menos (-17,32%) y 4.900 ocupadas más (0,87%) que al finalizar 2016. Estos datos confirman la continuidad de evolución positiva del mercado laboral aragonés el año pasado, concluyéndolo con una tasa de desempleo del 11,37% frente al 16,55% nacional. No obstante, hay que reseñar el negativo descenso de población activa que reflejan y que debe impulsar actuaciones que favorezcan la actividad económica y, con ella, el empleo y la población en la Comunidad Autónoma. Por provincias, en la evolución interanual, desciende el paro en las tres (-35,3% en Huesca, -14,4% en Zaragoza y -12,7% en Teruel), pero la ocupación solo crece en Huesca (4,3%) y Zaragoza (0,4%), mientras que baja en Teruel (-1,8%). Las tres pierden población activa.

Con estos datos, aunque se mantiene la tendencia de creación de empleo y descenso del paro, no hay margen para la autocomplacencia puesto que el nivel de desempleo es todavía elevado y la creación de empleo se ralentiza. Esto unido a la pérdida de población activa y las perspectivas de crecimiento económico más moderado nos alertan de que es imprescindible reconsiderar políticas que no favorecen el desarrollo de la actividad y la inversión empresarial especialmente en la Comunidad Autónoma, el ámbito fiscal, así como en el de cargas burocráticas y otros costes (energéticos, laborales…).

Resulta igualmente importante reforzar el diálogo social como medio de impulso económico conjunto entre Administración, empresarios y trabajadores; así como medidas orientadas a facilitar la internacionalización y la innovación.

Muy preocupante para la evolución económica y del empleo resulta también la situación que se vive en Opel España, que confiamos en que se reconduzca a través de diálogo y la negociación que den paso a planes productivos de futuro en la planta y un nuevo convenio colectivo.

Comentarios