En febrero se celebrará en Zaragoza el juicio al presunto autor de agresiones a una vecina de Sabiñánigo

A finales del mes de febrero se juzgará en la Audiencia Provincial de Zaragoza a Saúl P. G. por las presuntas torturas a las que sometió a una vecina de Sabiñánigo, amiga suya y a la que supuestamente extorsionaba durante unos cinco años.

Según indica Heraldo de Aragón, el acusado arrastra antecedentes por delitos de lesiones y maltrato familiar y en el banquillo se sentarán las que fueran sus parejas sentimentales en aquel periodo de 2010 a 2015. Por lo que Ministerio Fiscal y la acusación particular consideran que ambas mujeres sabían de sus planes y colaboraron con él en algún momento. De ahí que pida para los tres penas que suman un total de 34 años de cárcel.

Con relación a las torturas sufridas “llevaron a Belén A. A. al hospital y la mantuvieron impedida durante más de mes y medio se produjeron el 19 de marzo de 2015. La mujer se había desplazado aquel día desde Sabiñánigo a Zaragoza, circunstancia que aprovecharon Saúl P. G. y su novia Jessica M. V. para llevarla a un domicilio cuya ubicación se desconoce.

El rotativo aragonés señala que “una vez allí, se sirvieron de un cuchillo, una lima y un abrebotellas que pusieron previamente a calentar al fuego para hacerle quemaduras por todo el cuerpo”.

En la información señalan que el acusado hizo creer a la víctima que por su culpa una banda latina había secuestrado a su hijo. Esto le hizo pedirle que “ exigían desde la supuesta banda 200.000 euros”.

Esta cantidad nunca la desembolsó Belén, pero si realizó dos entregas de 26.000 euros. A lo que se unieron otras cantidades periódicas que realizó la mujer al acusado durante varios años, llegando a una cifra de unos 40.000 euros.

Comentarios