SD Huesca - Osasuna, con mucho en juego

La SD Huesca recibe el domingo a las 18 horas al Osasuna en un campo de El Alcoraz que estará lleno hasta la bandera. Máxima expectación en un choque muy interesante y con el que los azulgrana quieren dar un nuevo golpe en la clasificación y ampliar diferencias con los perseguidores. Eso sí, los de Rubi son conscientes del rival que tienen enfrente y las dificultades que planteará durante los noventa minutos.

La buena noticia para el técnico azulgrana es que el parte médico de Brezacinc descarta cualquier tipo de problema cardiaco y que puede jugar con normalidad. Vadillo y Akapo son las únicas ausencias. Rubi podría plantear como principal novedad la vuelta de Lluís Sastre al once inicial.

Es de los llamados partidos importantes, como señalaba el técnico en la previa, por lo mucho que hay en juego. Rubi lo calificaba como un “partido de altos vuelos” ya que se enfrentan el mejor local, contra el mejor visitante. “Dos rachas espectaculares, ellos de cinco partidos han ganado cuatro y nosotros de los últimos siete hemos ganado cinco y hemos empatado dos”, señalaba Rubi.

Nadie duda del potencial de Osasuna y es que para el entrenador de la SD Huesca, “han hecho una gran plantilla, con un cuerpo técnico que trabajan mucho. Lo normal es que tarde o temprano este asomando la cabeza en los puestos de arriba”.

El Alcoraz está siendo clave en esta temporada y el apoyo de la afición será fundamental. “Nos quedan nueve partidos en el Alcoraz y tienen que ser nueve partidos de ambiente positivo, de animarnos, de ayudarnos”, porque el técnico tiene claro que “si sacamos los partidos de casa, fuera vamos a sacar puntos, si hacemos los deberes en casa, algún día tocada perder, pero podemos sumar muchos puntos y nos vamos acercar mucho a la posibilidad de ascender de categoría”.

Los técnicos del Huesca esperan alguna novedad en Osasuna y es que “ha ido utilizando durante el año diferentes sistemas de juego. Estamos abiertos a que nos podemos encontrar cualquier cosa”, decía el míster azulgrana.

Rubi tiene claro que “hay que pensar en ganar el partido”. La confianza del entrenador en su equipo es total y lo definía diciendo que “tengo a los jugadores con un nivel de confianza bestial. Estamos preparados para que algún día caigamos derrotados, pero queremos que no sea este fin de semana porque estamos bien”.

Y es que está claro que “si nosotros ganamos este partido es un golpe anímico para todos los que van por detrás. No habría nada hecho porque quedan muchos partidos, pero sería importante”. Además el Huesca tiene también una gran ambición y “vamos a intentar no bajar”.

Todos son conscientes de lo complicado que es mantener este nivel, pero hay mucha ilusión en un vestuario que sabe que cada partido es un paso más por lo que “hay que trabajar muy duro y va a ser un partido donde para ganar habrá que estar concentrados los 90 minutos y saber que va a ser de un gol”, concluía el entrenador de la SD Huesca.

Ambiente de gala con seguidores de Osasuna y un Alcoraz lleno de aficionados azulgrana para vivir una gran tarde de fútbol. El Huesca no conoce la derrota en casa desde hace casi un año y quiere mantener esa fortaleza de El Alcoraz, como una de las claves.

Comentarios