Máxima ocupación en las estaciones de esquí del Pirineo Aragonés

Cerler

El mes de enero se cierra con un fin de semana redondo para las estaciones de esquí y el sector servicios del Pirineo Aragonés. La buena calidad y cantidad de la nieve que hay en las estaciones, el tiempo soleado en los centros invernales, y el puente para los zaragozanos, ya que el lunes es festivo, han hecho que la afluencia de esquiadores haya sido máxima. Para las próximas horas la predicción señala para el lunes cielo poco nuboso o despejado

Las estaciones han tenido el mejor fin de semana de la temporada. Como consecuencia se han producido retenciones y circulación lenta en la entrada y salida de los centros invernales, a primera hora y al finalizar la jornada

Todos los aparcamientos de las estaciones han estado llenos y ha habido muchos problemas para encontrar un lugar donde dejar los vehículos. En la zona del valle del Aragón, prácticamente desde Jaca, había circulación lenta para ir a las estaciones de Astún y Candanchú. A las 12 de la mañana continuaban subiendo los coches que tenían que transitar en caravana

En el valle del Tena, desde Biescas había retenciones y circulación lenta. En algunos momentos motivada por un accidente que dificultaba el tránsito de los vehículos.

A la hora del retorno de las estaciones también ha habido problemas de retenciones y circulación lenta en la salida de los valles.

La temporada invernal va a entrar en la parte central, el mes de febrero, que habitualmente es el de mayor ocupación, tanto en fines de semana como entre semana.

Después de jornadas desapacibles, con nieve y precipitaciones, había ganas de contar con un fin de semana de máxima ocupación con buenas condiciones meteorológicas que llegará hasta el lunes por el puente festivo zaragozano

La ocupación a pie de pistas llega al 100% en algunas zonas y se nota también en las reservas hoteleras de localidades a pie de valle.

La ocupación seguirá alta hasta el lunes, acompañada de sol, temperaturas y vientos suaves en todo el Pirineo.

Al margen de los fines de semana, las estaciones de esquí alpino están en plena época de cursos y visitas escolares, unos clientes que permiten altas ocupaciones también de lunes a viernes.

Las estaciones de esquí alpino del Pirineo Aragonés ofertan 270 kilómetros esquiables de nieve calidad polvo, con espesores en las zonas altas que llegan a los dos metros de nieve. En funcionamiento prácticamente el cien por cien de remontes y pistas en Astún, Candanchú, Formigal-Panticosa y Cerler.

En cuanto a los espacios nórdicos en funcionamiento se están Llanos del Hospital, Pineta, Balneario de Panticosa, Somport, Candanchú y Linza en el Valle de Ansó

Comentarios