Huesca se ofrece turísticamente a los zaragozanos en San Valero

Turistas turismo Ayuntamiento Huesca

Zaragoza celebraba este lunes a su patrón, San Valero. Un año más, Huesca que se había promocionado en los últimos días en la capital aragonesa, acogía a numerosos zaragozanos que, en ocasiones, ni siquiera conocían la capital oscense. Visitas guiadas, regalos, sorteos, y una muestra gastronómica formaban parte de la oferta que habían preparado conjuntamente el área de turismo del ayuntamiento de Huesca, el planetario espacio 0,42, y la Asociación de Comerciantes.

A las 11 de la mañana tenía lugar la primera de las visitas guiadas. Más de 100 personas, zaragozanos y algún oscense, esperaban para conocer los monumentos oscenses. Tantos, que hasta había que separarlos por grupos.

Nuestros vecinos de Zaragoza se mostraban interesados por conocer la ciudad. En algunos casos, habían visitado Huesca hacía años; en otras, pasan de largo de camino al Pirineo o a otras localidades. Algunos nunca habían venido. Unos y otros tenían curiosidad por conocer lo que ofrece la capital oscense.

Las visitas guiadas estaban previstas para la mañana y la tarde. Y es que el ayuntamiento de Huesca había preparado un interesante programa de actividades, con el regalo de una campana de cerámica de Bandaliés, incluida.

Además, un autobús gratuito, durante la tarde, llevaba a los turistas a conocer el CDAN. La oferta de este día también contaba con una atractiva visita al Espacio 0,42, con observatorio y cumplidas explicaciones.

La Asociación de Comerciantes había dispuesto en la plaza de López Allué, una decena de pequeñas carpas, a modo de feria, en la que se vendían productos gastronómicos típicos de Huesca y también de Aragón. Longanizas, chorizos, queso, jamón, vino, cerveza, chocolate, tortas, pan y dulces, además de otras delicatesen formaba parte de la atractiva oferta para los turistas.

Los zaragozanos llegados a Huesca este lunes tenían la intención de pasar todo el día. Tapear, comer en alguno de los buenos restaurantes de la ciudad, pasear y comprar. Y sobre todo, conocer a unos vecinos que, en ocasiones, desconocen.

Comentarios