Huesca es la provincia en la que más aumentaron los golpes de chapa en 2017

Unespa, la Asociación Empresarial del Seguro, ha dado a conocer las cifras de los accidentes leves de tráfico, que se produjeron en España el pasado año. Fueron 1,91 millones de siniestros, con un incremento interanual del 3,14%. Se trata de la cota más alta en siete años. Llama la atención, sin embargo, que en la provincia de Huesca, éstos se incrementaron en un 6,54%, lo que la pone en cabeza de todo el país.

El pasado año se contabilizaron en el Alto Aragón 7.836 accidentes leves, con afectación a la chapa de los vehículos.

Carlos Bistuer, presidente de la Asociación de Talleres y Reparación de Vehículos, intentaba encontrar una explicación a este incremento. En su opinión son tres: una buena temporada de esquí que conllevó más coches conduciendo en nieve, lo que causa más accidentes. En segundo lugar, la preocupante presencia de animales en las carreteras, como jabalíes, ciervos o corzos, que provocan muchos siniestros. Y, por último, numerosos tramos de carreteras y autovías en obras, lo que siempre ayuda a que se produzcan más percances.

Los trabajos de reparación de chapa y pintura de los vehículos constituyen un porcentaje muy importante de la labor que desarrollan los talleres de la provincial.

Las comunidades donde más aumentaron las colisiones el pasado año fueron las Islas Baleares (con un 5,62%), Ceuta o Madrid. Aragón no se encuentra entre ellas. Sin embargo, si el análisis se realiza por provincias, a la cabeza se sitúa la de Huesca, donde la subida se cifra en un 6,54%, seguida por Teruel y Castellón.

Aragón es la comunidad en la que la siniestralidad es más baja en relación al tamaño de su población, cuando se analiza la cantidad de accidentes por cada 100.000 habitantes. En Zaragoza hubo 29.980 siniestros, en Huesca 7.836, y en Teruel 3.768. Por detrás de la provincia de Huesca, que es la 43ª en número de accidentes, hay nueve provincias: Ávila, Ceuta, Cuenca, Melilla, Palencia, Segovia, Soria, Teruel y Zamora.

Según UNESPA, los accidentes de tráfico leves son típicos del tráfico urbano, y constituyen una magnitud que refleja la situación económica de un país. En momentos de bonanza, hay más colisiones, porque hay una mayor cantidad de vehículos circulando por las calles. Los golpes de chapa tocaron suelo en España en 2013, y desde entonces, no han dejado de crecer.

Los accidentes leves también varían en función de la época del año y los días de la semana. Los periodos vacacionales presentan menos incidentes, porque los golpes de chapa son típicos del tráfico urbano, y este se hace menos denso en los momentos de descanso. Agosto fue el mes más tranquilo del año, seguido de diciembre. Y por lo que se refiere a los días de la semana, el viernes es la jornada con más golpes de chapa en las ciudades, seguido del lunes. Las colisiones caen de forma importante los fines de semana.

Comentarios