Un Rey para la España del siglo XXI

 

Felipe VI alcanza el medio siglo de vida en una etapa de incertidumbres en la que ha actuado como instrumento fundamental del engranaje democrático español.

El que fuera presidente del Gobierno Leopoldo Calvo-Sotelo, con ocasión del 25 aniversario del 23-F, recurrió a una frase propia del ceremonial católico de la Vigilia Pascual para destacar las consecuencias positivas del intento de golpe de Estado: «Felix culpa», dijo entonces. Se refería al efecto de aquel hecho en el impulso de la entonces joven democracia española y muy especialmente en la consolidación de Juan Carlos I como rey.

Felipe VI, en el todavía corto periodo de tiempo de su reinado, ha tenido también ya la oportunidad de pasar su propia prueba de fuego, diferente pero también definitoria del papel de la Corona. El Rey cumple hoy 50 años en una hora difícil en la que España está sometida a las incertidumbres generadas por la ofensiva del independentismo catalán. Y en este contexto, la madurez de Felipe VI al frente de la jefatura del Estado, lejos de ser una mera circunstancia, se revela como una garantía fundamental para la defensa de la Constitución. ‘Felix culpa’, podría volver a decirse. El balance que exige un aniversario señalado como este ha de ser positivo por cuanto el monarca, con una extraordinaria responsabilidad, ha ejercido como pieza fundamental del engranaje de la democracia española en circunstancias muy complejas. Con su sello personal, ha conseguido reactivar la Corona como institución y granjearse el reconocimiento general en una nueva etapa, con sus propios afanes, para España.

Su presencia en Huesca

En estos cincuenta años el Rey de España, Felipe VI, ha visitado en varias ocasiones la provincia de Huesca tanto de forma oficial como por cuestiones personales. Desde muy joven se le ha podido ver junto al Rey Emérito Don Juan Carlos y el resto la familia real en las estaciones de esquí del Pirineo. Afición que mantiene actualmente y que sigue inculcando a sus hijas Leonor y Sofía.

De forma oficial el monarca ha visitado la provincia de Huesca en varias ocasiones, pero todas siendo Príncipe de Asturias. En 2014 acudió a la entrega de medallas del Mundial Sub 20 de Hockey que se celebró en Jaca. En la misma localidad participó en la apertura del Año Jacobeo de 2010 en el acto celebrado en su catedral.

En junio del 2000 realizó una amplia visita a distintos puntos del Alto Aragón donde visitó Huesca, Monzón, Barbastro y Jaca.

Más información:

ESPECIAL 50 AÑOS

Comentarios