La Comarca del Cinca Medio defiende su derecho a garantizar la atención contra incendios

El presidente de la Comarca del Cinca Medio, Miguel Aso, ha mostrado su total respeto a la decisión del Sindicato Profesional de Bomberos de Aragón de presentar un contencioso administrativo contra la entidad por la prestación del Servicio contra incendios, pero ha señalado que “no podemos compartir lo que esto puede provocar, que es dejar sin servicio y sin alternativa alguna a la ciudadanía”.

El ente supramunicipal comparte que debe avanzarse en la profesionalización y coordinación en el ámbito de la provincia y de Aragón del servicio de atención a incendios, y es consciente que pese a las reiteradas peticiones que se han formulado, tanto al Gobierno de Aragón como a la Diputación Provincial, esta comarca no tiene responsabilidad alguna en que no se avance. No obstante, no comparten que la solución sea un contencioso que va muy lejos, pues solicita, entre otras cuestiones, el cierre del servicio sin existir alternativa alguna, básicamente por considerar a la Comarca como una entidad no competente en la materia, “por lo que si el juzgado ordenase el cierre en primavera-verano, sin una alternativa que garantice los derechos a la seguridad de las personas y los bienes, la ciudadanía estaría en una situación mucho peor”, explica Miguel Aso.

El Cinca Medio considera además que si se entiende que la Comarca del Cinca Medio no es competente para prestar este servicio, -algo que no comparten-, tampoco lo serán el resto de comarcas de la provincia que tienen en sus plantillas bomberos profesionales, los cuales podrían verse despedidos, pues no tendría justificación alguna tener bomberos en plantilla y no poder salir a prestar el servicio a la sociedad, por lo que tampoco se entiende en qué beneficia este contencioso a los bomberos profesionales.

El presidente incide en que “el servicio de Extinción de Incendios, Bomberos y Protección Civil de la comarca funciona en la actualidad de manera razonablemente bien para los recursos que esta modesta entidad tiene. La Comarca a lo largo de este mandato ha ampliado su plantilla con una plaza más de bombero profesional (hay 4), ha creado una bolsa que permite cubrir bajas de los profesionales de tal modo que en cada salida exista al menos un bombero profesional y ha puesto en marcha turnos de 24 horas de profesional para atender permanentemente el parque y poder actuar con mayor celeridad. Además, “y en relación al personal laboral que no son bomberos y colaboran voluntariamente con el servicio, se les garantiza una formación continuada para minimizar riesgos personales y prestar el mejor servicio posible".

Miguel Aso ha concluido señalando que "la situación es complicada porque además la legislación estatal restringe mucho las posibilidades de contratación pública y ampliación de plantillas. Entendemos que el Sindicato Profesional de Bomberos de Aragón busca lo que creen es lo mejor para el cuerpo de bomberos, al igual que nuestra administración comarcal, como administración pública que es, pretende garantizar el derecho constitucional a la seguridad de personas y bienes, razón por la cual presta este servicio en ausencia de un servicio autonómico o provincial. Por ello, el equipo de Gobierno trabaja y trabajará para que exista un parque de bomberos en la comarca, que gestionado por nuestra entidad o por otras, permita garantizar de la mejor manera posible la seguridad de personas y sus bienes, pues creemos que muy por encima de un conflicto de competencias entre administraciones, están los derechos de la ciudadanía en su conjunto”.

Comentarios