Arcadia saca su línea de mobiliario Hueskea

instalaciones Arcadia Huesca

Los talleres de inserción y empleo de Arcadia siguen innovando e ideando fórmulas para diversificar sus servicios e incorporar a nuevos trabajadores. Los responsables de la Fundación Agustín Serrate, daban a conocer el nuevo proyecto en la serrería del Polígono Sepes que evoluciona del trabajo mecánico al creativo, de la actividad principal centrada en la construcción de palés, fabricación de estacas o maceteros a emprender una línea de mobiliario de diseño que ya tiene nombre: Hueskea.

Los nuevos productos que está empezando a producir la Fundación Agustín Serrate se integran en Hueskea, el proyecto piloto que desarrolla en colaboración con el colectivo de arte urbano Fratelli Moca focalizado en la serrería, la única de España en la que trabajan personas diagnosticadas con enfermedades graves. Está en una primera fase de concepto y diseño donde ya trabaja un equipo integrado por el gerente de la entidad, uno de los miembros de Fratelli Moca, el maestro carpintero, otro trabajador del taller y un voluntario del área de innovación. Han mostrado algunas de las piezas que ya han fabricado a partir de palés o con plástico reciclado procedente de residuo urbano, industrial y doméstico que ya han llegado a algún camping de la provincia y a otros puntos de Aragón.

Los responsables de la Fundación quieren “reforzar la comercialización” a través de nuevos productos de calidad “y que con el valor añadido del diseño se pueda abrir la puerta a nuevos clientes”, tal como detalla el gerente, Javier Borau, quien habla de nuevos y divertidos diseños de mobiliario urbano pero también doméstico para cualquier casa, incluso algo que se está poniendo de moda como son los soportes para guardar las bicis ya sea en una sala o en el garaje. A este respecto, el gerente de Arcadia también apunta a la creación de una tienda online para estos productos y los de otros talleres.

Actualmente la serrería representa un 14% del total de la facturación del CEE de Arcadia y si se cumple el plan que tienen a tres años les permitiría llegar al 25%, “queremos trabajar la economía circular y conseguir mayor sostenibilidad económica”, señala Javier Borau, responsable de la Fundación Agustín Serrate.

El proyecto ha recibido un espaldarazo ya que ha sido seleccionado entre los cuarenta proyectos a nivel nacional en B-Value, el programa de innovación social de la Fundación Banco Sabadell y ya pueden contar con asesoramiento para la puesta en marcha, ahora sus esperanzas están puestas en convertirse en uno de los mejores diez proyectos donde ya se opta a financiación.

Entre los primeros productos de esta nueva línea, durante la campaña de fiestas navideñas en la ciudad de Huesca se pudo ver un abeto navideño, en madera y de seis metros de altura, ocupando una de las principales plazas tras ser construido con palés reciclados por los trabajadores de la serrería y decorado por Fratelli Moca.

Comentarios