Complicado rescate nocturno de dos personas enriscadas en el Pico Aspe

La Guardia Civil de Montaña rescataba, este miércoles, con las primeras luces del día, a dos montañeros que han resultado ilesos tras pasar la noche en la arista de los Murciélagos del Pico Aspe. La llamada de aviso se produjo sobre las 20’10 horas de este martes y tras un complicado aproximamiento de miembros de la Guardia Civil de Montaña, sobre las 3 de la mañana y tras contactar a distancia con los montañeros, se decidió pasar la noche en la montaña y esperar al amanecer. Sobre las 06’30 horas de este miércoles día 31, el helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca junto con médico de 061 recogen a más personal de la sección de montaña de Jaca y se dirigen al lugar, teniendo que realizar varios ciclos de grúa para evacuar del lugar a los montañeros y posteriormente a los componentes de montaña. Los rescatados son dos varones, un vecino de Berriozar (Navarra) de 33 años y un vecino de Bergara (Guipúzcoa) de 35, ambos ilesos. 

El dispositivo comenzó el martes por la tarde. Para tener un acceso más rápido al lugar se contó con la colaboración de personal de la estación de esquí de Candanchú, los cuales les tranportaron en una máquina pisa nieves hasta la parte más alta de la estación y posteriormente continuaron a pie hasta la cima del pico Aspe. Los miembros de la sección de montaña de la guardia civil tuvieron que ascender a pie, por la nieve y el hielo, unos 700 metros de desnivel, con temperaturas bajo cero, si bien la visibilidad era buena. Una vez en la cima comenzaron a realizar la arista de los Murciélagos en sentido inverso para intentar acceder al lugar donde se encontraban los enriscados. Tras un descenso de unos 25 metros y cuando rodeaban la arista por el lado izquierdo llegaron a un espolón, pudiendo indicar que se encontraban a unos 50 metros.

 

Uno de los especialistas de montaña de Jaca accedió por una canal muy expuesta y helada sin conseguir llegar hasta los enriscados. Tras varios intentos de descender por la canal con seguridad y no conseguir escuchar los silbatos de los enriscados se contactó con ellos sobre las 3 de la madrugada, informando estos que se encontraban bien a pesar del frío. Por este motivo se decide esperar a las primeras horas de luz para continuar con las labores de rescate, pasando la noche tanto los montañeros como los rescatadores.

 

Sobre las 06’30 horas el helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca junto con médico de 061 recogen a más personal de la sección de montaña de Jaca y se dirigen al lugar, teniendo que realizar varios ciclos de grúa para evacuar del lugar a los montañeros y posteriormente a los componentes de montaña.

 

Comentarios