Nombres de asesinos y violadores se cuelan en el pleno del Ayuntamiento de Huesca

El mayor debate del pleno ordinario que celebraba el ayuntamiento de Huesca, se lo llevaba un asunto que nada tenía que ver con lo municipal: la propuesta de resolución del Grupo Popular relativa al apoyo de la institución a la figura de la prisión permanente revisable. Sólo la apoyaban los concejales populares, mientras que se abstenía Ciudadanos y votaban en contra el PSOE, Cambiar Huesca y Aragón sí puede. La concejal Gemma Allué, que defendía esta propuesta, lo hacía basándose en que España no tiene una respuesta penal justa y suficiente para crímenes execrables, y que se necesitan penas proporcionadas a la gravedad de los crímenes. Recordaba, además, que se trata de un instrumento que existe en muchos países de nuestro entorno, con gobiernos de todo tipo de corte político.

Mari Romero, de Aragón sí puede, que reprochaba a los populares que utilizasen este nombre amable para denominar lo que en realidad es la cadena perpetua, apostaba por la educación y la resocialización de los presos. Ciudadanos pedía prudencia, puesto que esta cuestión se encuentra pendiente de sentencia en el Tribunal Constitucional, al tiempo que pedía que el tercer grado se endurezca y que se garantice el cumplimiento íntegro de las penas. Luis Arduña de Cambiar Huesca, acusaba al PP de enarbolar un populismo punitivo y aseguraba no estar a favor de la venganza.Teresa Sas, por su parte, decía que ésta es una propuesta innecesaria en el actual sistema democrático, y animaba a huir del populismo y del oportunismo.

En el pleno oscense aparecían nombres como los de Diana Quer, Marta del Castillo, Asumpta Basterra, Ruth y José, los niños asesinados por su padre José Bretón, el parricida de Moaña, o los violadores del Ensanche o del Ascensor, entre otros.

Comentarios