PAR-Huesca valora que la decisión del ayuntamiento sobre la plaza de toros genera riesgos para la feria y atiende a los antitaurinos

Tras la decisión del Ayuntamiento de Huesca de limitar la contratación de la organización de la feria taurina a un año, el Comité de Huesca del Partido Aragonés lo ha valorado negativamente por restringir las condiciones y plazos del contrato para la feria de San Lorenzo. Desde el comité del PAR señalan que “es una opción sorprendente, tardía, arriesgada, polémica e inconcreta frente a la alternativa factible de hacer bien las cosas” en un acontecimiento “que es importante y beneficioso para la ciudad.

El Comité municipal de Huesca del Partido Aragonés (PAR) ha expresado su “preocupación por las posibles consecuencias negativas sobre la feria taurina de San Lorenzo causados por la decisión del ayuntamiento de limitar la contratación de su organización a un solo año y a la modalidad de servicios, mientras deja pendientes de aclarar todavía, con la temporada a punto de comenzar, el pliego y otros aspectos relevantes”.

PAR-Huesca entiende que “siendo aficionado o no, se debe reconocer que la feria taurina es un acontecimiento actualmente esencial para las fiestas de San Lorenzo e importante y beneficioso para la ciudad por el dinamismo y atracción que supone, pero el ayuntamiento puede estar poniendo en riesgo su calidad y continuidad”.

Para el comité del PAR, “el contrato solamente para la feria taurina de 2018 equivale a prolongar la polémica de manera que el próximo invierno, al igual que ahora, la ciudad se encontrará sin empresa, con prisas y con el debate abierto. Además, mientras anteriores pliegos favorecían un proyecto a medio plazo, propiciando que las empresas manejaran sus compromisos y acuerdos, los organizadores de la feria de este año no tendrán ese horizonte y pueden conformarse con cumplir sin ambiciones”. El PAR propone como aliciente anticipar que sus resultados serán tenidos en cuenta para futuros pliegos y contratos.

Respecto a la separación de la gestión y aprovechamiento de la plaza durante el resto del año, PAR-Huesca indica que “tampoco se ha explicado qué contenido se dará al recinto puesto que solamente se conoce la idea, sin proyecto ni estudio de viabilidad, de un mercado de abastos que quizá funcione a partir de 2019. Mientras que la gestión integral de la empresa adjudicataria suponía la posibilidad de rentabilizar la instalación, ante lo ajustado de los balances de los festejos taurinos, ahora el ayuntamiento la excluye, sin concretar nada aún”. De la misma manera, “tampoco se ha precisado el número de festejos, que es un factor clave y debería intentarse que continúe en cinco, ni se promueve otras acciones necesarias como una rebaja del precio de las entradas que facilite la presencia de más público”.

Comentarios