300 euros de multa por no recoger las defecaciones de tu perro en Jaca o 100 euros por pasear por las calle sin correa

zona esparcimiento canino zona perros Jaca

El Ayuntamiento va a establecer nuevos importes para sancionar los problemas de convivencia que pueden cometer los propietarios de perros en la ciudad. Las multas van desde los 60 euros por no censarlos, hasta los 300 euros por abandono, no mantenerlos en condiciones higiénicas adecuadas o no recoger las defecaciones de la vía pública. Hay tres niveles de sanción. El intermedio, con multa de 100 euros, contempla otras infracciones como la de circular con el animal sin correa por la calle.

Durante los dos últimos años, explica el Ayuntamiento de Jaca, “se han llevado a cabo las inversiones necesarias para ampliar los espacios públicos destinados a la suelta de perros, así como la reforma, mejora y adecuación de los ya existentes con el fin de optimizar las instalaciones destinadas a los perros. Asimismo, se han promovido varias campañas de sensibilización para ordenar la convivencia de los animales en los espacios públicos ciudadanos.”

En esta nueva escala reguladora detalla las posibles infracciones leves que pueden cometerse con perros en espacios públicos de la ciudad. Se establecen tres tramos de sanciones. Un primer tramo de 60 € por no censar a los animales, por no comunicar al Ayuntamiento la muerte o desaparición del perro o por no comunicar los cambios de domicilio del propietario o del responsable de un perro, así como la transferencia de la posesión.

En segundo lugar, se contempla una sanción de 100 € por no presentar la documentación sanitaria ni el certificado veterinario del animal agresor, por no comunicar las incidencias durante la observación veterinaria, por no disponer de cartilla sanitaria, por la circulación sin portar la chapa censal municipal, por la presencia de animales en zonas ajardinadas y parques, por alimentar cualquier tipo de animal en zonas públicas, por dejarlos miccionar en el mobiliario urbano o en fachadas de edificios, por depositar las defecaciones fuera de los lugares previstos, por la circulación de perros por la calle sin correa o cadena y para cuando un animal doméstico provoque o cause, de forma demostrada, molestias a los vecinos.

Un tercer tramo incluye sanciones de 300 € por presencia de perros en zonas destinadas al juego infantil, por mantener a los animales en condiciones higiénicas inadecuadas o con deficiencia de alimentación, por el comercio de animales fuera de los establecimientos autorizados, por la venta a menores o incapacitados sin la autorización de los tutores, por hacer donación de un animal como premio, recompensa o regalo por otras adquisiciones, por abandonar a los animales, por no facilitar los datos del animal agresor, por no comunicar la agresión de un animal al Ayuntamiento, por lavar animales en la vía pública (fuentes, estanques o cauces de los ríos), por ensuciar los espacios públicos con deposiciones fecales de perros y por llevarlos sin correa cuando hayan generado peligro para los viandantes o el tráfico en la vía pública.

Esta nueva regulación sancionadora busca facilitar la armonía ciudadana, siempre guardando el debido respeto al espacio social público compartido por todos.

Comentarios