Más de 400 coches parados en el Monrepós por la intensa nevada y el cruce de un autobús

coches nieve nevada

La intensa nevada caída en la tarde noche de este domingo dejaba un intenso caos circulatorio en el Puerto de Monrepós. Miles de coches que regresaban de las estaciones del esquí del Pirineo se encontraban un colapso que provocaba incluso varios accidentes, aunque al cierre de edición la Guardia Civil no tenía constancia de ningún accidente con daños personales graves. No obstante, algunos de los conductores que circulaban en ese momento por dicha vía llegaban a contar hasta veinte vehículos accidentados, que se quedaban en la cuneta y en el margen de la vía. En una nota enviada por la Subdelegación del Gobierno en Huesca se indica que el principal problema se ha debido al cruce de un autobús en la N-330 lo que ha obligado a aplicar el nivel negro (corte de circulación) durante más de una hora.

En torno a las 21: 30 horas se abría el tráfico (nivel rojo), a vehículos con cadenas o ruedas de nieve e impidiendo circular a más de 50 kilómetros por hora.

Según la información de la subdelegación han sido varias las dotaciones de la Guardia Civil las que se han desplazado hasta este punto de mayor incidencia. También han acudido cinco máquinas quitanieves que estarán en la zona hasta que la situación se normalice.

La alerta naranja por temporal que activaba tanto Gobierno de Aragón como el Instituto Nacional de Meteorología tenía este resultado en el principal acceso al Pirineo oscense, y este lunes continúa el nivel de alerta por la posibilidad de más nevadas intensas en el territorio.

Sobre las 18:00 horas la Guardia Civil de Tráfico impedía la circulación de camiones y autobuses y la obligación de usar cadenas de los vehículos que quisieran pasar porque el pronóstico meteorológico ya advertía las posibles incidencias en zonas de la provincia de Huesca como el puerto de Monrepós. De hecho en el hostal de Monrepós estacionaban hasta 30 camiones. La Gaurdia Civil activaba aun dispositivo especial para atender las incidencias, e incluso ayudaban a muchos de los conductores a instalar las cadenas en sus vehículos.

Esta situación y el descontrol que se ha vivido ha afectado a más de 400 vehículos que, principalmente, regresaban del Pirineo a sus ciudades de origen. La cota de nieve se situaba por encima de los 800 metros por lo que desde Nueno hacia el Pirineo la circulación era muy complicada. Los usuarios que realizaban el trayecto desde Huesca hasta Jaca tardaban tres horas en completar el viaje.

El puerto de Monrepós era el escenario de las principales incidencias en las carreteras altoaragonesas durante la jornada de este domingo. En la provincia de Huesca se necesitaban cadenas en hasta 14 carreteras, abarcando trayectos que incluyen localidades como el Pueyo de Jaca, Bonansa, de Panticosa a Baños de Panticosa; desde Castejón de Sos a Llanos del Hospital y hasta Montanuy; entre Espierba y Bielsa; Arguis- Caldearenas; de Lanave a Boltaña; de Fiscal a Sabiñánigo y desde Formigal a la frontera francesa, en el Puerto del Portalet.

Si se va a viajar:

Solicitar información previa del estado de las carreteras y de la situación meteorológica.

Evitar el viaje en coche siempre que no sea necesario y utilizar, a ser posible, transporte público.

En caso de ser imprescindible la utilización del vehículo, revisar neumáticos, anticongelante y frenos. Además, hay que tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina, y llevar cadenas y elementos de abrigo.

Así mismo, es recomendable llevar un teléfono móvil y dispositivo de alimentación del mismo.

Ir muy atento para tener especial cuidado con las placas de hielo. Es difícil determinar en qué lugar del trayecto pueden haberse formado, aunque generalmente las zonas de umbría son las más habituales.

Si queda atrapado por la nieve:

Debe permanecer en el coche, si el temporal le sorprende dentro del mismo.

Asimismo, es conveniente mantener el motor del vehículo encendido y la calefacción puesta, cuidando renovar cada cierto tiempo el aire. Es muy importante evitar quedarse dormido.

Comprobar que se mantiene libre, en todo momento, la salida del tubo de escape para que el humo no penetre en el coche.

Si es posible, intente sintonizar las emisoras de radio, que seguramente le informarán de las predicciones meteorológicas, las informaciones oficiales sobre el estado de la situación y las indicaciones que se den al respecto.

Comentarios