El alcalde de Sallent recrimina a la DGA el desatender el transporte escolar "con una climatología extrema"

Jesús Gericó, alcalde de Sallent de Gállego, en un escrito critica duramente al Gobierno de Aragón por “desatender” a los alumnos del municipio y el valle, “afectados por unas circunstancias muy específicas que son ignoradas por sistema”. Gericó se refiere especialmente a las condiciones del transporte escolar, que “en invierno se realiza en un entorno muy difícil. El departamento de Educación sigue sin considerar el estado de las carreteras en la época invernal y la seguridad de los niños en los desplazamientos”.

Gericó destaca que “en Sallent, el transporte escolar se realiza en autobuses de línea, que no cumplen los criterios tan específicos que se debe exigir a ese servicio. Los niños viajan en un coche de línea regular, sin vigilancia alguna. Un escolar de nuestro municipio”

Precisando que “no se beneficia en su camino a la escuela de los mismos criterios que sí asisten a un escolar de la capital aragonesa. Para la consejera es fácil hacer política desde su despacho, pero eso no soluciona los problemas reales”.

Se da la circunstancia de que en marzo de 2017 las Cortes de Aragón aprobaron por unanimidad una PNL, que contemplaba la implantación de primero y segundo de Secundaria en Sallent de Gallego, sin que se viesen afectados los demás centros educativos de la comarca del Alto Gállego. El priemr edil sallentino señala que “los padres, como yo mismo, no podemos entender para qué se aprueban iniciativas políticas si después no se llevan a cabo. Pero, por encima de eso, no se entiende que la Consejera no haya asumido el problema del transporte escolar y muestre mayor sensibilidad a las condiciones tan extraordinarias que se dan en la alta montaña”.

El alcalde de Sallent de Gállego lamenta que “el GA habla una y otra vez de la defensa del mundo rural, pero da la espalda a los problemas reales que afectan a las familias, y así es muy difícil afrontar el futuro”.

En su escrito recuerda que “el ayuntamiento sallentino llegó a aportar 30.000 euros de su presupuesto municipal para facilitar la mejora del transporte escolar, pero la solución no llega. Y mientras tanto, nuestros hijos tienen que coger un autobús de línea a las siete y media de la mañana, a varios grados bajo cero, y estar de vuelta a las cuatro de la tarde sin haber comido”.

Concluye el escrito lanzando la pregunta;” ¿Esa es la defensa del medio rural del Gobierno de Aragón?”.

Comentarios