Continúa el riesgo elevado de aludes en todo el Pirineo

Tras seis días nevando, las cotas más altas de las montañas están cargadas de nieve, lo que ha aumentado el peligro para quienes acuden a realizar actividades de montaña. El peligro de aludes continúa muy elevado llegando a nivel 4 en la zona de Sobrarbe y Ribagorza y manteniéndose en nivel 3 en la zona más occidental del Pirineo aragonés. Los espesores superan los dos metros y medio en cotas altas de la Ribagorza.

El viento ha formado placas en distintas orientaciones. Estas estructuras se mantendrán frágiles e inestables, cediendo con facilidad ante sobrecargas débiles, como el paso de un solo esquiador. Podemos esperar avalanchas en terreno suficientemente empinado que pueden llegar a movilizar nieve suficiente para destruir un coche o enterrar un edificio pequeño. Esta situación afecta a todas las orientaciones.

En las últimos horas los espesores han aumentado significativamente: entre 2 y 18 cm en Jacetania, entre 15 y 22 cm en Alto Gállego, 14 cm en Sobrarbe, y entre 13 y 42 cm en Ribagorza.

Esta nieve se deposita en cotas medias sobre un manto de nieve encostrado. En cambio, en cotas altas y especialmente en umbrías, cae sobre una capa superficial de escarcha que lo inestabiliza.

Predicción meteorológica de la Aemet para este miércoles:

Algunas nevadas débiles en el Pirineo navarro, en los valles occidentales aragoneses y en áreas próximas a la divisoria con Francia, más probables en la segunda mitad del día, pudiendo ser

localmente moderadas al final.

Temperaturas: En ligero o moderado descenso, más acusado en las mínimas, que en los macizos orientales aragoneses podrían bajar de forma notable, registrándose al final del día. Heladas

moderadas o fuertes, persistentes en amplias zonas.

Viento: Flojo o moderado de componente norte. Rachas fuertes en zonas altas del sector navarro y de la Jacetania.

Comentarios