La mitad de los lugares más turísticos de Aragón están en Huesca

El informe turístico que ha realizado el Gobierno de Aragón respecto al último año deja un dato muy positivo para la provincia de Huesca. Once de los veintidós espacios más visitado pertenecen al Alto Aragón. Sitios tan emblemáticos como el Parque Nacional de Ordesa, Jaca o el Castillo de Loarre siguen entre los referentes.

Pese al incremento que ha sufrido la cifra de visitantes en Aragón, y en la provincia de Huesca, desde el área de turismo de la DGA se señalaba que todavía se puede crecer más sin llegar a superar los límites de la saturación, algo que no recogen los plantes de turismo sostenible en los que se está trabajando.

Cabe destacar que dentro de los principales destinos de Aragón estén Zaragoza y Teruel capital y no Huesca. Los lugares más visitados son: Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, Valle de Tena, Valle de Benasque, Pasarelas de Montfalcó, Sierra de Guara, Estación de Canfranc, Castillo de Loarre, Monasterio de San Juan de la Peña, Jaca, Aínsa y Alquézar.

Dentro de este listado no se encuentran espacios como las estaciones de esquí o Torreciudad ya que no están gestionados directamente sus visitantes por el Gobierno de Aragón. Desde el área de turismo sí que se reconocía que los centros invernales en todas sus modalidades son un auténtico motor para el sector.

Torreciudad sigue siendo uno de los lugares que más visitas recibe. El pasado año fueron más de 200.000 las personas que acudieron entre peregrinaciones y días ordinarios, lo que supuso un incremento del 2% respecto al 2016. Un lugar que ayuda a desestacionalizar el turismo en el Somontano, Ribagorza y Sobrarbe.

China un mercado propicio para Huesca

Uno de los pilares en los que está trabajando en la actualidad es en reforzar la presencia del turista de origen chino. Un país con un potencial ilimitado y cuyos gustos coinciden con lo que puede ofrecer la provincia, especialmente en patrimonio y naturaleza.

Motor para la economía

Desde el Gobierno de Aragón se continúa insistiendo en la importancia que año tras año adquiere el turismo dentro de la economía. No solo como una herramienta cuantitativa sino, además, como un elemento cualitativo y de cohesión social.

Sigue aumentando la cifra que supone dentro del PIB pero, además, también aumenta el número de empleos que se crean. En 2017 ha llegado al 10,1% de los empleos de Aragón. Existe un total de 56.154 empleos, unos 2.500 más que el año anterior.

En este sentido, el consejero ha recordado que el turismo “es una herramienta vertebradora, social y generadora de riqueza y que supone uno de los motores principales de Aragón”.

Comentarios