Rubi: "Estamos en una fase de la liga que todos los partidos son trampa"

Rubi SDH SD Huesca

El entrenador de la SD Huesca analizaba el partido ante la Cultural Leonesa de este domingo dejando claro, una vez más, que su equipo no se confía para nada, a pesar de la diferencia que tiene en la clasificación. El vestuario está firme en su idea y Rubi quiere que se mantenga ese nivel que jornada tras jornada está permitiendo a los azulgrana distanciarse más de sus perseguidores. El objetivo este domingo es volver a ganar en El Alcoraz y sumar tres puntos más y es que, para Rubi, “estamos en una fase de la liga que todos los partidos son trampa”.

Como decía Rubi, “es nuestra obligación intentar ganar este partido” y añadía que “sería culminar una propuesta que hemos tenido dentro del vestuario en este microciclo y nos dejaría en una situación inmejorable para afrontar los últimos 16 partidos de liga”.

No se oculta que, a pesar de la diferencia en la tabla entre ambos, “la dificultad va a estar, pero nuestra intención es ganar”. Además, el entrenador oscense recordaba que “la Cultu nos ganó allí, fue un partido muy igualado, pero bueno demostró que estaba en un momento que podía ganar a cualquiera, luego pasó un momento más irregular con mucho empate, y ahora parece que en casa están sacando los partidos y fuera les está costando”.

Rubi manifestaba que “creo que es un partido que puede ser atractivo para la afición, porque es un rival que propone muchísimo y que nos va cuestionar el balón y tenemos que saber leer estas situaciones”. Para él, la clave va a estar “en las áreas, son un equipo que fuera han marcado varias veces más de un gol, pero sí que es cierto que han ido encajando. El que controle mejor eso se va a llevar el partido”. Al Huesca nadie le ha marcado más de dos goles en casa y es un reto que quiere seguir manteniendo, dentro de los muchos registros que está batiendo este año.

Y es que todo el mundo tiene claro que “haciendo los deberes en casa estaríamos muy de cerca de cumplir un sueño”, como indica también el entrenador de la SD Huesca. Para ello se cuenta con el apoyo de la afición y es que “nos estamos encontrando muy a gusto en casa, creo que hay que intentar no desperdiciar ninguna oportunidad”.

El cuadro técnico tiene que controlar las cargas de trabajo, se están acumulando las lesiones y los que están bien, tienen que estar a tope. Quedan todavía muchos partidos y el Huesca cada partido es intenso y hace un gran desgaste físico. Para este encuentro no puede contar con Cucho, Akapo, Vadillo y Kilian. El resto en condiciones y no se esperan cambios en el once, con la posible inclusión de Sastre.

Por su parte, Rubén de la Barrera espera una reacción de su equipo que lleva cinco meses sin ganar fuera, reconociendo las dificultades que tiene la visita a El Alcoraz haciendo incapié en el trabajo de equipo que realiza el Huesca, “están como están porque son una familia y van todos a una”, decía.

Comentarios