530 personas visitaban el Museo Diocesano de Jaca en el 8º aniversariode su reapertura

nueva pieza museo diocesano jaca

Este 9 de febrero se cumplía el octavo aniversario de la reapertura del Museo Diocesano de Jaca. Para celebrarlo, había puertas abiertas y se presentaba una pieza inédita que acaba de ser restaurada, la talla de la Virgen con el Niño, datable en el siglo XIII y que procede de los fondos del museo. No se conoce su procedencia. 530 personas se aprovecharon de la entrada gratuita al museo, muchas de ellas de la zona, que volvían a disfrutar de sus magníficas pinturas murales o de la completa colección de arte románico. También hubo algunos visitantes llegados de lejos como un irlandés y dos rusos.

La talla de la Virgen con el Niño ha sido restaurada por Inmaculada Piedrafita, responsable de la restauración de otras obras del museo como el capitel del Sátiro o algunas de las pinturas murales. Esta talla de madera policromada y unos 50 cm de altura acaba de ser restaurada gracias a la financiación de la Asociación Sancho Ramírez que ha sufragado el 100% del coste.

De esta forma el Museo sigue incorporando novedades. Desde su reapertura, a cuya inauguración asistieron los actuales Reyes de España, han pasado unas 240.000 personas por este centro de referencia internacional en lo que se refiere al Arte Medieval en general y a la pintura mural en particular. El Museo ha contabiliza unas 30.000 visitas anuales.

La talla ha pasado a exponerse en el ámbito del museo denominado Capillas Claustrales dónde se exhiben otras Vírgenes y Cristos románicos. De hecho, esta nueva Virgen quedará expuesta junto a la Talla de Nuestra Señora de Iguácel, icono de la colección.

Los trabajos se iniciaron con el estudio pormenorizado del estado de conservación de la pieza en el que se observó la existencia de una repolicromía sobre la dañada policromía original (repolicromía realizada posiblemente en la Edad Moderna y que se decidió mantener) y un importante ataque de xilófagos que había debilitado seriamente el soporte. Tras reforzar principalmente las zonas traseras con inyección de resina acrílica en diferentes proporciones para consolidar el material y tapar grandes agujeros mediante resina, se procedió al estucado de lagunas o perdidas volumétricas de aquellas zonas que corrían peligro de desprendimiento. Al igual se realizó un sellado de varias grietas en la preparación para evitar la acumulación de suciedad. Finalmente, se procedió a la reintegración cromática de las lagunas  mediante regatino con acuarelas; el tapado de puntos negros y pequeños desgastes de la policromía que desvirtuaban el conjunto estético de la pieza y  el barnizado final de la pieza. 

Para la reapertura del MDJ en 2010 se siguieron los criterios actuales de Museología que recomiendan seleccionar y reducir el número de piezas expuestas en los centros museísticos para poder clarificar la lectura y la visión del espectador. Por ello, sus responsables deben seleccionar las piezas a exponer e ir rotando algunas de las obras. El MDJ ofrece al visitante más de 2.000 m² expositivos que albergan un valioso tesoro de Arte Medieval: capiteles, tallas de Vírgenes y de Cristos, rejas románicas y por supuesto, la excepcional colección de pinturas murales originales, románicas y góticas, que convierten al MDJ en uno de los museos de pintura medieval más importantes del mundo. 

Comentarios