El Obispado de Barbastro Monzón presenta este martes la demanda civil por los 112 bienes

El Obispado de Barbastro-Monzón presenta este martes en el Juzgado de Barbastro la demanda civil para intentar recuperar las 112 obras de arte en litigio. El Obispado ya ha recabado toda la información necesaria para iniciar el procedimiento civil para tratar de recuperar los 112 bienes de las parroquias aragonesas retenidos en Lérida.

Ángel Pérez, obispo de la Diócesis de Barbastro Monzón, explicaba que esperan que este sea “el paso definitivo” y que, más que conseguir una nueva sentencia a su favor, “se consiga que las sentencias existentes se cumplan”.

La demanda se dirige contra el Obispado de Lérida y el Consorcio del Museo de Lérida. El cambio de un Juzgado de Lérida, donde se celebró el acto de conciliación, por el de Barbastro, se enmarca en la nueva estrategia para reclamar por la vía civil las 112 obras que son propiedad de las parroquias aragonesas pero siguen en el Museo de Lérida, a pesar de las sentencias favorables de la Santa Sede y el Decreto definitivo de la Signatura Apostólica de 28 de abril de 2007. Según explicaron desde el Obispado, el acto de conciliación se celebró en Lérida para facilitar a los demandados su participación en ese momento.

El obispo explicaba que “la diócesis no persigue otra cosa que se haga justicia, y que de una vez se devuelva al pueblo de Aragón aquello que fue trasladado a Lérida, esto es, los bienes pertenecientes a las parroquias del Aragón oriental que fueron llevados a territorio catalán”.

El acto de conciliación planteado por el Obispado de Barbastro-Monzón para conseguir que el Obispado ilerdense entregara los bienes en litigio finalizaba sin ningún acuerdo. Los representantes legales del Obispado de Lérida reconocían que la propiedad de los 112 bienes es de las parroquias de la zona oriental de Aragón, segregadas de Cataluña en 1995, pertenecientes al Obispado de Barbastro-Monzón, pero alegaban que no pueden disponer de ellos puesto que el Consorcio del Museo de Lérida, que no se presentaba al acto de conciliación, no se los facilita.

De este modo, para el Obispado de Barbastro Monzón, la única salida que quedaba era llevar de nuevo el litigio de los bienes a la vía civil. Esta será la cuarta vez que lo hagan, después de contar además con tres sentencias del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica que reconocen la propiedad aragonesa de las piezas reclamadas.

La decisión del Obispado de Barbastro-Monzón se produce 22 años después de la integración de las parroquias de la zona oriental de Aragón y tras tres sentencias del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica que reconocen la propiedad aragonesa de las piezas reclamadas. Resoluciones que fueron recurridas reiteradamente y sin éxito por el Obispado de Lérida en otras instancias vaticanas, como el Tribunal de la Rota y la Congregación de Obispos de Roma.

Comentarios