Los inquilinos afectados por el incendio en Barbastro no podrán volver a sus viviendas a corto plazo

Todos los inquilinos afectados por el incendio de un bloque de pisos en Barbastro, en el número 28 de la calle Boltaña, no podrán volver a sus viviendas a corto plazo. Así lo confirman fuentes de bomberos de la Comarca de Somontano tras inspeccionar este lunes las viviendas junto a sus residentes. Aunque en un primer momento, se esperaba que los residentes en el 2º y tercer piso pudieran regresar en las próximas horas, el estado del inmueble desaconseja que vuelvan a habitarlo hasta realizar las obras necesarias.

Según explicaban estas mismas fuentes, todas las ventanas de la parte de atrás del inmueble, donde se originó el fuego, están calcinadas y rotas, y ha quedado afectado todo el sistema de la calefacción, que deberá ser reparado en su totalidad.

Los vecinos accedían a las viviendas este lunes a las 8 horas para recuperar algo de ropa y documentos de valor, ya que finalmente este domingo no pudieron regresar a recuperarlos tal y como estaba previsto.

Durante la jornada de este lunes estaba previsto que el perito del seguro analice la situación. De momento, los inquilinos se alojan en hoteles y en casas de familiares.

El fuego se declaraba este domingo a las 15.30 horas, por problemas en una caldera, y todos los vecinos del bloque tenían que ser desalojados. Afortunadamente, no hubo que lamentar heridos ni daños estructurales en el edificio, pero sí importantes daños materiales en todas las viviendas.

Según fuentes de la investigación, todavía no está claro cuál es el motivo que ha provocado el fuego, pero las llamas empezaron en la caldera de la calefacción ubicada en la terraza del cuarto piso, que ardió junto al depósito y varias garrafas de gasoil, y cuyas llamas afectaron a buena parte de la vivienda, especialmente la cocina y el salón. Desde este foco, las llamas se propagaron por la fachada del edificio a través de elementos como los toldos, las ventanas o las persianas, hasta llegar al primer piso, donde también había una caldera en la terraza, que explotó, dando de nuevo fuerza al incendio y afectando a buena parte de esta vivienda.

Por fortuna, en el momento del siniestro, los residentes del 4º piso y del 1º no se encontraban en el edificio, lo que ha evitado daños personales. En el segundo y tercer piso se encontraban una pareja y un hombre, respectivamente. La pareja salía del edificio por su propio pie y al hombre tuvieron que avisarle pues se encontraba dormido y no se había enterado de lo que estaba sucediendo.

Tres horas después del inicio del fuego, los bomberos finalizan su tarea. En el operativo de extinción del fuego participaban los bomberos del Somontano de Barbastro con una autobomba y un brazo articulado y un retén, dos autobombas de bomberos del Cinca Medio, Protección Civil del Somontano de Barbastro, Policía Local de Barbastro y dos ambulancias.

Las llamas y la importante columna de humo llamaban la atención de numerosos vecinos, que se acercaban a conocer lo ocurrido. También se interesaba por el suceso el alcalde de la ciudad, Antonio Cosculluela.

Comentarios