Iberfoil Sabiñánigo triplicará su producción a 60.000 toneladas

Iberfoil

La empresa de laminación de hoja fina de aluminio del Grupo Alibérico en Sabiñánigo, Iberfoil, ha inaugurado la ampliación de esta planta serrablesa que le va a permitir triplicar su capacidad de producción a 60.000 toneladas anuales, lo que representa ampliar su gama de productos, y le permitirá llegar a nuevos mercados.

Ha supuesto una inversión de 15 millones de euros y se ha desarrollado a lo largo de los ejercicios 2016 y 2017. Para la nueva producción se cuenta con un nuevo laminador en frío, el mayor y más moderno construido en España para bobinas de aluminio.

El presidente del Grupo Alibérico y de Iberfoil, Clemente González ha destacado la importante inversión realizada que “va a permitir a Iberfoil incrementar su producción, diversificar su gama de productos y la posibilidad de ganar cuota de mercado, especialmente en el exterior. En suma, nos ayudará a potenciar nuestra competitividad e impulsar nuestro crecimiento”.

Igualmente ha destacado la necesidad de contar con una buena formación relacionada con los oficios del sector y en los grados de Formación Profesional, para contar con trabajadores cualificados.

En su presencia ante los medios de comunicación ha señalado que en poco más de tres años y medio, se ha conseguido una marca industrial, Iberfoil Aragón, con fuerte presencia y proyección internacional. Y especialmente nos llena de orgullo el hecho de que sea una marca industrial impulsada desde esta Comunidad Autónoma y España para el resto del mundo. “Apostar y apoyar a la industria es una garantía de desarrollo económico y social para los territorios”.

El acto ha contado con la asistencia del presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lamban, ha agradecido a los responsables del proyecto su ampliación y ha indicado que “la fábrica de Iberfoil en Sabiñánigo permite generar y consolidar 100 puestos de trabajo, 250 indirectos y además de convertir a la planta de Sabiñánigo en el mayor y moderno laminador en frío de bobinas de aluminio de España”.

El presidente aragonés ha indicado que el proyecto de Iberfoil ayuda a consolidar la vocación industrial de Sabiñánigo en el Alto Aragón, al mismo tiempo que contribuye a generar puestos de trabajo en el territorio que ayudan a asentar población.

Igualmente ha resaltado que este martes es un día especial para la industria en Aragón, con esta inauguración y la firma del convenio de Opel en Figueruelas.

El acto ha contado con la asistencia de la directora general de la fábrica, Aurora Rodríguez, junto a la consejera de Economía, Industria y Empleo, Marta Gastón; la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, y el alcalde de Sabiñánigo, Jesús Lasierra.

El alcalde serrablés ha manifestado que ha sido una realidad la ampliación con la compra de esta planta por Alibérico y la continuidad de la fábrica, con “ un futuro que augura el contar con nuevos puestos de trabajo”

Esta empresa de laminación de hoja fina de aluminio del Grupo Alibérico instalaba el año pasado dos hornos para el recocido de bobinas de aluminio, que forma parte de la nueva línea de producción que la compañía ha instalado en esta planta.

Estos hornos son los mayor tamaño que se han construido en España. Cuentan con una capacidad para albergar hasta cuatro bobinas de aluminio con un peso máximo total de 46 toneladas. Su capacidad es un 30% superior a la de cualquier otro horno similar que exista en nuestro país en el proceso de laminación de aluminio.

El diseño y construcción, ha corrido a cargo de la empresa madrileña HEA, especializada en el diseño y producción de componentes de alta tecnología para la industria aeronáutica, y su fabricación ha sido materializada en Zaragoza por la compañía Rapa Caldedería y Montajes.

Iberfoil compró los activos con terrenos, naves y maquinaria de la antigua INASA, con la fábrica parada y sin personal, a mediados de 2014, y en tan sólo tres años y medio ha conseguido levantar la producción y generar más de 100 puestos de trabajo indefinidos, además de 250 indirectos en la propia Sabiñánigo y su comarca. Actualmente, la fábrica trabaja 24 horas al día, durante los siete días de la semana, y en cinco turnos de trabajo.

El mayor laminador de aluminio en frío de España

La ampliación de la fábrica de Iberfoil El elemento principal de la nueva línea de producción de Iberfoil lo constituye el nuevo laminador en frío, bautizado con el nombre de Edelweiss, que ha sido suministrado por la compañía RDI-Fagor. Con un ancho de 1.750 milímetros, es la mayor máquina industrial dentro su categoría que existe en España. Su velocidad de operación es de 800 metros por minuto y su capacidad de producción de 40.000 toneladas/año de bobinas de aluminio con anchos de hasta 1.750 mm.

Como curiosidad, hay que señalar que la denominación del nuevo laminador -Edelweiss, flor de la nieve- sigue la tradición de los nombres inspirados en flores autóctonas de los Pirineos que reciben los otros tres laminadores de que dispone la fábrica: Trébol, Cintia y Altea.

Junto con el nuevo laminador, se ha montado una línea de corte longitudinal que opera a una velocidad de 250 metros/minuto; dos grandes hornos de recocido de hasta 50 toneladas cada uno para el tratamiento térmico del aluminio y una rectificadora. Asimismo, se ha llevado a cabo una ampliación de las actuales naves, así como la instalación de equipos auxiliares eléctricos y electrónicos, de aire comprimido, agua refrigerante y servicios contra incendios.

Facturación de 42,48 millones de euros

Iberfoil cerró el ejercicio de 2017 con una facturación de 42,48 millones de euros y una plantilla de 111 personas. Actualmente, el 65% de la producción de hoja fina que sale de la planta de Sabiñánigo se dirige a la exportación, y es empleada por multinacionales de los sectores de alimentación y farmacia en más de veinte países para sus soluciones de envase y embalaje.

Comentarios