Jaca quiere dar ejemplo con su nueva campaña “Esquía con seguridad”

En los últimos años han aumentado el número de esquiadores y ha disminuido la cultura de seguridad en pistas y en montaña. Esta es la valoración que hace el responsable de seguridad de la Federación Española de Deportes de Montaña, Alberto Ayora, que ha asesorado a la Asociación de Comercio y Servicios de la Jacetania, Acomseja, en la puesta en marcha de una nueva campaña informativa sobre seguridad en las pistas de esquí. Bares, restaurantes, tiendas de ropa o carnicerías mostrarán carteles con información clara y básica para comportarse en pistas.

Si nos creemos que Jaca debe ser capital del Pirineo es por aquí por donde hay que andar”, explicaban los responsables de Acomseja. Loreto García, presidenta de la asociación, explicaba que sus negocios llegan a mucha gente y pueden hacer un gran trabajo para difundir la campaña.

Los 3000 dípticos y 1.500 carteles de la nueva campaña “Esquía con seguridad” son sólo el principio de un proyecto de divulgación informativa que quiere extenderse al resto de valles Pirenaicos y al resto del país, ya que no conocen otra iniciativa similar en España. Han repartido dípticos en los colegios y la próxima temporada prevén tener presencia también en Astún y Candanchú, que han patrocinado parte de la campaña. También tienen intención de ampliar la iniciativa al verano, con normas de conducta en la montaña.

El cartel, ilustrado por Saúl Irigaray, detalla con dibujos las diez normas FIS establecidas por la Federación. Son de “sentido común”, explicaba Alberto Ayora, pero si todo el mundo las conociese y las llevase a cabo se evitarían muchos accidentes.

DIEZ NORMAS FIS

En el cartel se observan varios esquiadores bajando por la bajada de Truchas, en Astún, y al fondo los picos de Candanchú. Un sarrio blanco explica las diez normas de conducta que establece la Federación Internacional de Esquí, las normas FIS. Desde controlar la velocidad y dejar espacio suficiente en los adelantamientos hasta los espacios de paradas, siempre en los laterales. También se explica que el esquiador de delante siempre tiene la preferencia y que todo esquiador debe ayudar en caso de accidente y favorecer la investigación en el caso de que él haya sido uno de los causantes. Conocer estas normas, explicaba Ayora, es útil tanto para evitar incidentes como para un posible caso judicializado. No existe una normativa específica por ello los tribunales usan las normas FIS para valorar cada caso. Alberto Ayora también recordaba la reivindicación de crear un Observatorio de la Montaña a nivel estatal. “No tenemos datos fiables del número ni el por qué de los accidentes ocurridos, tanto en la montaña como en las pistas de esquí”, explicaba. “Disponer de una metodología unificada y que cada estación haga públicos sus índices de accidentalidad es uno de nuestros caballos de batalla”, decía.

Fran Ponce y Pepe Pérez, hosteleros y vocales de Acomseja, explicaban algunos detalles para que los socios dispongan de esta campaña. Van a repartir unos pocos dípticos a cada socio y animan a descargar más de la web de la asociación.

Comentarios