'Mi nombre es William' la pasión por el teatro de Carlos Espejo

La biblioteca del Colegio Salesiano “Santo Domingo Savio”, su centro escolar de toda la vida, era el escenario escogido por el montisonense Carlos Espejo para presentar su obra “Mi nombre es William” un alegato al teatro como género literario.

Espejo se rodeaba de los actores de Rebulizio, su familia, sus amigos, profesores del colegio, el alcalde de la ciudad para dar rienda suelta a su pasión por el teatro para la que contó con dos mentores de excepción Nines Alegre y JosanMontull.

El autor, enamorado de William Shakespeare, ha escrito una obra de teatro para que pueda servir a los profesores para introducir a los alumnos en este apasionante mundo. Espejo reconoce que el personaje principal tiene algo de él, actor y escritor.

El texto tiene un poco de todo humor, amor , drama…pero siempre con un fin de hacerlo ameno. Tras ponerlo en escena, con éxito, en varias ocasiones, Espejo ha dado el salto a la edición y publicación.

José Antonio Castells, profesor del colegio, era el encargado de abrir el fuego con una exposición sobre la especial vinculación del centro con el teatro, para glosar la figura del autor y desearle mucha suerte.

Nines Alegre, la directora del Grupo Rebulizio, explicaba que gracias a Espejo no abandonó la dirección del mismo y repasó su currículo como actor, autor de cortos y su pasión por el teatro, de hecho estuvo en la elección del nombre del grupo.

Un emocionado Carlos Espejo, profesor en la actualidad, hacía entrega de un ejemplar al colegio y otro al ayuntamiento para que se incorporen a los fondos de sus bibliotecas.

Aparte de poderse adquirir en la red, el libro podrá comprarse en algunos establecimientos de Monzón como V31 o Papeidea.

Comentarios