La lluvia se suma a las celebraciones del Día del Losar

Este viernes, la lluvia era la principal novedad que presentaba la celebración del Día del Losar en el templo budista Dag Shang Kagyu de Panillo. La presidenta del mismo, Isabel Alcántara recordaba ediciones con más o menos frío, o incluso con nieve pero ninguna pasada por agua. Aún así, la celebración podía desarrollarse según lo previsto y volvía a reunir a un buen número de visitantes.

Se daba la bienvenida al año 2145, el año masculino del perro y cuyo elemento es la tierra. Según los lamas, será un año estable y fructífero.

Las celebraciones que se han desarrollado a lo largo de la semana incluían rituales protectores y plegarias a los maestros a cuyo linaje pertenece el templo grausino. Este viernes se iniciaba con el intercambio de catas, como buenos augurios, desayuno tibetano y el ritual de Guru Rimpoche. La más vistosa de todas las celebraciones tenía lugar en el exterior del templo, el ritual de fuego, de purificación y ofrecimiento al universo, con sustancias puras como el humo blanco o la harina, y los cantos y plegarias interpretados por los lamas. Concluía en el interior del templo con el ofrecimiento de comida bendecida.

Los actos en el exterior contaban también con las palabras del lama Drubgyu, que, un año más, pedía paz.

En esta ocasión, asistía a la celebración la consejera del G.A, María Victoria Broto, que agradecía a los lamas haber elegido la Ribagorza para vivir su vida y la relación que tienen con el territorio. Broto señalaba que era la ocasión perfecta para valorar la diversidad que existe en Aragón. Esperaba que este Año Nuevo traiga vibraciones positivas de reflexión, paz y buen entendimiento.

El alcalde de Graus, José Antonio Lagüens recordaba que son más de 30 años de convivencia con los lamas y añadía que el Ayuntamiento está ultimando un convenio de colaboración con el templo para, entre otras cuestiones, tratar de captar fondos que permitan acometer la segunda fase de las obras del albergue.

En la actualidad en Dag Shang Kagyu hay cuatro lamas de Bután más cinco o seis occidentales. Dentro de los proyectos del templo, está la ampliación del albergue.

GALERIA DE FOTOS

Comentarios