El sector del Transporte Sanitario de Aragón denuncia una precariedad laboral y asistencial

El sector del Transporte Sanitario de Aragón está sufriendo varios problemas por el sistema de localización de los vehículos, sobre todo en el servicio de emergencias del 061, por lo que han interpuesto una demanda desde el Sindicato de Cooperación Sindical (SCS), para que se solucione la situación que según indican están viviendo y que “afecta directamente a la calidad asistencial que reciben los aragoneses en casos de emergencia”.

Concretamente, desde SCS denuncian que la localización del transporte afecta al 75% de la flota de ambulancias del 061 de Aragón, (lo que supone 67 ambulancias de 88). Debido a ello, los empleados y empleadas que tienen que asistir a casos urgentes, disponen de un tiempo de activación de 15 minutos para reunirse en la ambulancia, al que hay que añadir, tal y como señala Juan Antonio Busqueta, responsable de transporte del SCS, el tiempo necesario para llegar al lugar de los hechos.

El ámbito rural es el más afectado de toda esta situación, ya que en el nuevo concurso del transporte urgente, prácticamente el 100% de las ambulancias se encuentran localizadas, teniendo el servicio medicalizado (UME) más cercano a una hora. Además, un 25% de las ambulancias allí destinadas (22 de 88) no tienen capacidad asistencial al no disponer de vehículos capacitados ni personal adecuado, ya que tan solo hay un técnico como dotación de personal.

El sistema de localización implica también una precariedad laboral. “Los vehículos están a la intemperie y no cuentan con una base donde desempeñar tareas de desinfección, limpieza, reposición, almacenaje, etc. Y, en muchos casos, los empleados/as duplican y triplican su jornada laboral”, explica Busqueta.

Si consiguen erradicar la localización, Busqueta señala que supondría un aumento de la plantilla en Aragón de casi 300 trabajadores, respecto a los 485 que aproximadamente la conforman actualmente en el transporte urgente.

Comentarios