El PAR exige que el Ayuntamiento priorice la gestión ante las discrepancias

Plaza del Ayuntamiento Huesca

El Comité de Huesca del Partido Aragonés ha expresado su preocupación por “la campaña electoral anticipada en que parece haberse instalado el Ayuntamiento” y especialmente por el “clima de disputa estéril” cuando “la ciudad tiene planteados retos, necesidades y aspiraciones que afrontar”. Por ello, PAR Huesca ha exigido prioridad para la gestión y la eficacia respecto a las discrepancias y riñas evidenciadas en las últimas semanas. “Los oscenses están por encima de los intereses de sigla”, indican en un comunicado.

El Comité municipal de Huesca del Partido Aragonés (PAR) ha exigido al ayuntamiento oscense, “principalmente al tripartito de gobierno pero también a los demás grupos”, que “pongan por delante la gestión y la eficacia antes que atizar por acción o mediante declaraciones, el clima de disputa estéril que protagoniza la actividad municipal en las últimas semanas”.

Según PAR-Huesca, “durante todo el mandato se ha echado en falta el consenso y cooperación hacia horizontes comunes que la ciudad demanda, como se demostró en el fallido Debate sobre el Estado de la ciudad”. Sin embargo, “las discrepancias y riñas, con planteamientos que casi dan por finiquitada la legislatura y con manifestaciones subidas de tono, son un espectáculo lamentable que únicamente responde a la voluntad de los partidos por hacerse propaganda”.

Para la representación del Partido Aragonés en Huesca, “han sido un error las deficientes y contradictorias decisiones del ayuntamiento acerca de la feria taurina, remunicipalizaciones, impuestos, reactivación de la economía local y el empleo, movilidad, inversiones… e incluso en la reforma de la Mesa de Contratación sin buscar alternativas que eviten la ausencia de la oposición o en el abandono societario de Plhus sin reparos. Todavía sería un error mayor destinar o perder el tiempo que resta de mandato a discutir sin hacer nada salvo por mera inercia y profundizando la distancia entre los dos bloques, ‘izquierdas’ y ‘derechas’, que se han consolidado en la corporación, dentro de cada uno de los cuales hay pugna por distinguirse”.

El comité del PAR indica que “la ciudad tiene planteados retos, necesidades y aspiraciones que afrontar, desde la promoción industrial y comercial, la reapertura del cuartel, el impulso a infraestructuras, proyectos y mejoras urbanísticas, la construcción de instalaciones y la adecuación de servicios públicos, la demografía, hasta el aprovechamiento de las oportunidades por las nuevas comunicaciones o por otras circunstancias y fortalecer su presencia en el contexto aragonés y geográfico”.

Frente a estas perspectivas, “resulta una irresponsabilidad la campaña electoral anticipada en que parece haberse instalado el ayuntamiento de manera preocupante, con los grupos dispuestos a lanzarse sobre todo acusaciones o reproches y a encastillarse en sus posiciones en lugar de buscar el acuerdo y la colaboración”, apunta esta formación política en el comunicado.

PAR-Huesca insiste en que “la pluralidad no presupone enfrentamiento o imposición de mayorías y mucho menos, de minorías. Los oscenses están por encima de los intereses de sigla y no admiten que se perjudique la labor del ayuntamiento por partidismo”.

Con todo ello, desde el Partido Aragonés se lanza “un llamamiento a todos los grupos a anteponer el diálogo y entendimiento, las soluciones compartidas, Huesca y quienes aquí vivimos, en vez de pensar principalmente en la forma de salir mejor retratados a la vista cada cual de sus propios militantes”.

Comentarios