Satisfacción en Alquézar por la reapertura total de las pasarelas

Pasarelas Alquézar

Las pasarelas de Alquézar ya están listas para recibir a más de 120.000 amantes de la naturaleza. Este es el flujo anual de visitantes que genera el tramo tradicional, y que garantiza el éxito en la reapertura de este segundo recorrido, que completa con un espectacular mirador hacia el río Vero y a Alquézar una de las rutas más visitadas en la comunidad autónoma.

Con la recuperación de este segundo tramo de las pasarelas, la ruta tiene una longitud total de 5,6 kilómetros, que discurren en paralelo al cauce del río Vero y que permiten descubrir la orografía de este particular cañón.

Para Mariano Altemir, alcalde de Alquézar, la reapertura de este segundo tramo supone una “satisfacción muy importante para la localidad y para el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara”. Supone, en palabras de Altemir, “poner otra vez en uso una infraestructura para que la gente disfrute de un espacio natural que para nosotros es único”.

En la visita institucional para conocer el resultado de los trabajos, en los que el Gobierno de Aragón ha invertido 60.000 euros y la Diputación Provincial de Huesca otros 60.000 euros, participaban la Directora General de Turismo, Marisa Romero, y la responsable de Desarrollo del Territorio de la DPH, Maribel de Pablo. Romero destacaba que cada vez más, “el turista que llega a Aragón lo hace para disfrutar de espacios naturales como este”, y señalaba la importancia de respetar el medio ambiente y lograr un turismo sostenible. En la misma línea, De Pablo recordaba la importante inversión que la institución provincial efectuó para poner en marcha este tramo en 2016, y reiteraba el compromiso de la DPH con una infraestructura “que dinamiza no solo a Alquézar y la comarca, sino a toda la provincia”.

Las obras efectuadas para garantizar la seguridad en el segundo tramo de las pasarelas de Alquézar han consistido en consolidar la ladera y retirar y sustituir los 40 metros lineales de pasarelas que quedaron afectados por el derrumbe que obligó a cerrar este tramo apenas seis meses después de su apertura. Ahora, el reto es encontrar un modelo de gestión que garantice el mantenimiento de las pasarelas en un futuro. Según explicaba el alcalde de Alquézar, Mariano Altemir, esperan tener una reunión para buscar una alternativa de gestión que garantice el mantenimiento y pueda implicar a los usuarios en ello.

Comentarios