Prohibida temporalmente la navegación en los embalses del Grado y Yesa por las afecciones del mejillón cebra

El Grado

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha suspendido temporalmente la navegación en los embalses del Grado, Mediano y Yesa en la provincia de Huesca, y también en los embalses de Mezalocha y las Torcas (Zaragoza) para evitar la propagación del mejillón cebra y tratar de preservar aquellas masas de agua que todavía no han sido invadidas por la especie en la cuenca.

La CHE ha incluido en el listado con declaración de Embalse Protegido (tipo P) a aquellos en los que se han detectado positivos reiterados de larvas de mejillón cebra (Dreissena polymorpha), aunque en todo momento estos se encuentren por debajo del límite de 0.05 larvas/ por litro, a partir del cual se consideran afectados (tipo C). Los resultados obtenidos en la campaña de muestreos larvarios de 2017, así como la necesidad de trabajar en la preservación de aquellas masas de agua que todavía no han sido invadidas por la especie, ha llevado a plantear la reclasificación de ciertos embalses de la cuenca.

Son un total de seis los embalses navegables de la cuenca que pasan a incluirse en la lista de embalses protegidos. Se trata de Alloz (río Salado, Navarra), el sistema de embalses Mediano y El Grado (río Cinca, en Huesca), embalses de Mezalocha y las Torcas (río Huerva, en Zaragoza) y Yesa (río Aragón en Navarra/Zaragoza). De ellos, tanto Alloz como Mediano, cuentan ya con una instalación de desinfección para embarcaciones, por lo que en ellos no se suspende la navegación. En los otros cuatro, la navegación queda temporalmente suspendida hasta que se habilite un punto de desinfección en sus inmediaciones.

La clasificación de un embalse como protegido implica, desde el punto de vista de la navegación, la obligatoriedad de desinfectar las embarcaciones que entren y salgan de estos embalses, y la navegación exclusiva. Se trata de las mismas limitaciones que se aplican a los embalses clasificados como tipo C (afectados por la plaga del mejillón cebra).

Estas restricciones tienen como objetivo evitar la entrada de las especies exóticas invasoras en estas masas de agua protegidas y frenar la expansión de estas especies a nuevas masas de agua, en esta cuenca, y en otras cuencas a través de las embarcaciones, ya que le corresponde a los Organismos de Cuenca, en su objetivo de garantizar la protección del dominio público hidráulico, la regulación de la navegación fluvial.

Para mantener la actividad de la navegación en estos embalses se deberá contar con una estación de desinfección de embarcaciones en sus inmediaciones (caso en el que se encuentran ya Alloz y Mediano). La desinfección será obligatoria al entrar y salir del embalse y se debe realizar en un punto oficial que permita acreditar ante los agentes de la autoridad que se ha realizado adecuadamente.

Situación en la cuenca

Según los datos de la CHE, los embalses con presencia de adultos de mejillón cebra (tipo C) son: Flix, Ribarroja, Mequinenza, Sobrón, Calanda, Caspe II o Civán, Ullíbarri, Urrúnaga, La Estanca de Alcañiz, Barasona, Guiamets y La Sotonera. También siguen clasificados como Tipo C, porque en alguna campaña anterior se ha detectado presencia larvaria por encima de 0,05 larvas/litro: Talarn, Rialb, San Lorenzo de Mongay, Lanuza, Búbal, y La Tranquera.

Comentarios