Huesca, ciudad pionera en la introducción de los derechos del niño en las escuelas

Educar y formar en derechos y en valores es a lo que se comprometían este lunes siete centros educativos de Huesca con la firma del convenio de Escuelas Amigas, un proyecto que viene de la mano de Unicef internacional. Para muchos de los colegios significa afianzar la dinámica que se ha realizado en los últimos años y que los niños sean conscientes de las desigualdades y problemas que existen. En huesca, ya son 20 los centros que se han sumado a esta iniciativa y en total, en Aragón, 52.

Pilar de la Vega, presidenta de Unicef Aragón, recordaba la “importancia de unirse a la introducción de la convención de los derechos del niño en la escuela e introducir valores como solidaridad, respeto y compromiso”.

“No hay valores sin derechos, ni derechos sin valores”, indicaba Gloria Menal, responsable de Unicef en Huesca, quien también manifestaba el compromiso que adquirían los colegios y las líneas de trabajo. Entre ellos, proyectar y defender los derechos de la infancia, celebrar el Día Universal de la Infancia, utilizar recursos y materiales que Unicef aporta al centro y celebrar alguna actividad para captar fondos y apoyar a la ONG en sus proyectos de cooperación internacional.

Por su parte, Amparo Roig, directora del IES Ramón y Cajal, señalaba que desde hace años trabajan los valores éticos dentro de las aulas y organizan más de una jornada solidaria para recaudar dinero. Por ello, con este convenio “afianzamos nuestra dinámica y trabajo y otorgamos una línea de continuidad para implantarlo dentro de los proyectos educativos”, finalizaba Roig.

Para la organización y preparación de los proyectos dentro de Escuelas Amigas, el coordinador del proyecto dispondrá de una hora a la semana y será el encargado de introducir los derechos del niño en todos los proyectos institucionales.

A su vez, los centros educativos dispondrán de tres formaciones durante el año para que después se puedan inscribir a la convocatoria de los Centros Referentes de la educación en derechos, un reconocimiento público que han recibido 32 centros en España, de los cuales seis son de Aragón y entre ellos cinco de Huesca.Desde 2006, las Escuelas Amigas de Unicef se han volcado en el apoyo a diversos proyectos de Unicef, ya fueran emergencias, como los terremotos de Haití o Nepal, o programas de cooperación, como el que Unicef desarrolla en Níger. Gracias al compromiso de estos centros educativos, miles de niños y niñas han visto garantizados sus derechos fundamentales en situaciones especialmente complicadas.

Comentarios