Olvena empieza a instalar los contadores para regularizar el consumo de agua

El Ayuntamiento de Olvena ha iniciado la instalación de contadores de agua para solucionar el conflicto generado en el municipio más pequeño del Somontano el pasado verano, cuando se vivió en la localidad una auténtica ‘guerra del agua’ con una serie de acontecimientos surrealistas.

Todo empezó con una multa de la Confederación Hidrográfica del Ebro que revelaba las irregularidades en el consumo de agua en la localidad, ya que se utilizaba agua de consumo de boca para regar campos. El conflicto continuaba con una fallida moción de censura planeada entre el concejal del PP Manuel Martínez, unido al edil socialista, José María Rami, para derrocar a la alcaldesa popular, y seguía con la desaparición de 15.000 litros de agua del depósito municipal.

Cabe recordar que, después de la intervención del PP provincial, en el pleno de la moción de censura, el concejal del PP que se proponía como candidato, Manuel Martínez, apoyaba a la alcaldesa y se confesaba “engañado” por el concejal socialista.

Desde entonces, la alcaldesa y el concejal del PP consideraron que la solución a los problemas en el municipio pasaba por que una empresa externa se encargara tanto de la remodelación de los contadores como de su lectura. Un proceso que comienza ahora, y que según explica la alcaldesa, Sabina Gudel, culminará con la instalación de unos 90 contadores.

“Antes había contadores pero estamos cambiándolos por contadores más modernos, la lectura será telemática y estamos regularizando la situación. Había algunos contadores con varios usos, y donde no había hemos puesto nuevos, lo que da como resultado que antes había 73 contadores en la localidad y ahora habrá unos 90”, explicaba Gudel. La empresa Aquara es la encargada de realizar la instalación.

Por otro lado, el asunto de las licencias de riego irregulares “está en vía de solución”, en palabras de la alcaldesa, y esperan que “este verano no haya ningún tipo de problema”.

Comentarios