La propiedad del Hostal Alpino cuenta con cuatro meses para subsanar las deficiencias del edificio

El lunes de esta semana el Ayuntamiento de Sabiñánigo ha recibido un escrito del propietario del edificio del Hostal Alpino en el que solicita, no iniciar el expediente de ejecución subsidiaria para el arreglo del inmueble que presenta una situación de deterioro que pone en peligro a los viandantes.

El arquitecto municipal, Fernando Martínez ha mantenido un encuentro con el arquitecto que representa a los propietarios del edificio, en el que le ha comunicado verbalmente que está previsto iniciar unas obras para acondicionamiento de las zonas con mayores desperfectos y el realizar un proyecto para el cambio de actividad.

Para ello cuentan con cuatro meses para realizar los trabajos desde el acuse de recibo del requerimiento municipal el pasado día 19 de febrero, en el que se indican las zonas afectadas de la cubierta y fachada posterior del edificio.

Este establecimiento hostelero que está situado en la calle Serrablo número 52, se encuentra cerrado desde hace unos años y en 2017 se han producido la caída de cascotes a la vía urbano lo que ha obligado al Ayuntamiento a colocar vallas en la zona de la acera afectada.

La concejala de obras, Isabel Mañero, ha comentado a Radio Sabiñánigo, que “ por el momento se paralizan los tramites al comunicar el propietario sus intenciones de acometer la obra”. Igualmente ha recordado a los transeúntes el cambiar de acera al pasar por esa zona.

El 21 de julio del año pasado el Ayuntamiento remitió un requerimiento al titular del inmueble para que procediera al arreglo de las deficiencias, como desconchones en la fachada y problemas en el alero. El propietario del Hostal tenía entonces 30 días para subsanar las deficiencias, pero no las reparó, y antes de las fiestas de Santiago los bomberos tuvieron que actuar para evitar nuevos desprendimientos.

El 23 de noviembre se le envió otro requerimiento instándole de nuevo a subsanar las deficiencias, y al no haber respuesta, el día 1 de febrero se le remitió una providencia de Alcaldía y el 14 se le volvió a requerir la realización de los trabajos, que ahora se ha comprometido en la carta enviada al Ayuntamiento, aunque falta el proyecto para su ejecución en cuatro meses.

Comentarios