Máximo riesgo de aludes en el Pirineo

El flujo del sur ha dejado nevadas persistentes en todas las cotas del Pirineo en las últimas horas y han llegado nuevos espesores en los puntos de observación acumulándose un importante número de cm de nieve fresca. Dichas cantidades se irán engrosando a medida que avance la semana por encima de los 1800 a 2400m. Por encima de unos 2.000 metros, podíamos encontrar valores de más de 200 cm, incluso se superaban los 300 cm en zonas típicas de acumulación.

La cota de nieve subirá al final del día hasta unos 1.800 metros, por lo que por debajo de esta altitud, el manto tenderá a humidificarse.

Navarra: Fuerte (4)

Jacetania: Fuerte (4)

Gállego: Fuerte (4)

Sobrarbe: Fuerte (4)

Ribagorza: Fuerte (4)

La semana comenzó con escasa nubosidad y con un acusado descenso térmico, tanto en las temperaturas diurnas como en las nocturnas, llegando a generalizarse las heladas fuertes, con valores inferiores a -14ºC ó -16ºC en cotas altas, zonas donde además fueron persistentes.

JUEVES

Para este jueves se prevén nuevas acumulaciones de nieve reciente, alrededor de 30-60 cm pero sin descartar que puntualmente se superen estos valores, que se sumarían a las ya caídas durante el miércoles. Por encima de unos 1.800 metros, y entre los dos días, se podrán alcanzar espesores recientes de más de metro.

Con esta situación serán frecuentes los aludes de nieve reciente, que será seca en cotas altas, mientras que por debajo de 1.800 metros irá progresando a nieve húmeda. En general, estas avalanchas espontaneas serán de tamaño 2 (capaz de enterrar a una persona) y 3 (capaz de sepultar un vehículo) en cotas inferiores a 1.800 metros, mientras que por encima de esta altitud predominarán los aludes de tamaño 3, e incluso 4 (capaz de destruir un pequeño bosque) en las zonas de grandes depósitos.

Los fuertes vientos de componentes sur (se esperan rachas de más de 100 km/h) formarán nuevas placas de viento en muchas orientaciones, aunque con preferencia en un amplio sector norte (que va de oeste a este siguiendo el sentido horario). Estas estructuras no estarán solo localizadas en zonas próximas a crestas y collados, sino que también las podremos encontrar en áreas más alejadas, y además podrán quedar ocultas bajo nuevos depósitos. Conforme avancen las horas, las placas de viento se harán más gruesas y extensas. Así, una sobrecarga débil (como es el paso de un solo esquiador) bastará para romperlas, desencadenando aludes de tamaño 3, o incluso 4 en las zonas de mayores acumulaciones.

Comentarios