Cáritas Huesca inicia un curso de gestión de residuos y hostelería

Cuarenta personas participarán en las dos primeras acciones del Punto Formativo de Cáritas Huesca 2018 centradas en la gestión de residuos y en hostelería. Estas iniciativas pretenden capacitar a las personas que participan en el desempeño de un oficio y para ello, los alumnos y alumnas se forman en empresas que posteriormente pueden ofrecerles una oportunidad laboral. Estas actividades se incluyen dentro del programa Incorpora de La Caixa.

Ambas acciones, que contarán con veinte personas cada una, tienen la misma estructura y una duración de 250 horas, 70 horas para la parte técnica, 100 horas de formación transversal y 80 horas dedicadas a prácticas no laborales.

Los horarios y el contenido de la formación técnica varían en cada uno de los cursos. En el caso de la acción formativa sobre Gestión de Residuos, que comenzó el 26 de febrero y concluirá el 11 de abril, se desarrollará en el Centro Trobaempleo de Cáritas Diocesana de Huesca y las prácticas no laborales se realizarán en Grhusa, del 16 de abril al 1 de junio. Esta es la tercera vez que se imparte este curso, que ha tenido buenos resultados y que en su última edición consiguió insertar a 17 personas, de las 21 que lo cursaron.

El lunes 12 de marzo arrancará el curso de camareros y camareras para eventos con las clases de formación que también se impartirán en Trobaempleo, salvo la parte técnica que se realizará en la empresa Events Grupo El Cobertizo. Esta segunda acción del Punto Formativo está dirigida a personas que quieren dedicarse profesionalmente al ámbito de la hostelería o formarse para eventos puntuales. Además se incluirá dentro del programa de formación el curso de manipulador de alimentos. Las prácticas no laborales se llevarán a cabo en Events Grupo El Cobertizo, del 19 de abril al 18 de mayo. Aquellas personas que estén interesadas en este último curso pueden solicitar más información en la Agencia de Colocación Trobaempleo.

Cáritas Diocesana de Huesca y la Obra Social la Caixa colaboran conjuntamente desde hace tiempo gracias al proyecto Incorpora, que está favoreciendo el acceso al mercado laboral a decenas de personas en los últimos años, consiguiendo así el objetivo principal de este proyecto. Un reto que se convierte en ilusión y esperanza en cada una de las personas que participan en estos cursos. “Me parece un buen proyecto y habrá gente que conseguirá trabajar y algunos no, pero si lo consigue la mitad ya es mucho. Cada uno tenemos que pensar en qué hacer y platearnos unos objetivos para intentar cumplirlos. Yo lo he pasado muy mal y ahora me dan una oportunidad y voy a ver si lo consigo y sé que lo voy a conseguir”, apunta este mismo alumno.

Comentarios