CEPYME Aragón considera que la brecha salarial es un tema social relacionado con la conciliación familiar

Ante la convocatoria de huelga general para el próximo 8 de marzo, CEPYME Aragón considera que se ha perdido una oportunidad para que los cuatro agentes sociales trabajen de manera conjunta en favor de la igualdad. La organización empresarial rechaza cualquier tipo de discriminación hacia la mujer, pero considera que el fondo de la convocatoria no es una reivindicación laboral sino social.

La organización empresarial considera que CEPYME Aragón realiza una importante labor de difusión en materia de igualdad laboral, con especial hincapié en la elaboración de planes de igualdad en pymes y autónomos. Además, junto a los otros tres agentes sociales, trabaja en la Estrategia Aragonesa de Seguridad y Salud en el Trabajo en la que la igualdad es eje transversal de la misma.

Por ello, la organización empresarial considera que los cuatro agentes sociales deben seguir trabajando conjuntamente y no utilizar esta cuestión como una herramienta con la que una de las partes implicadas resulta perjudicada. Se trata de una huelga que reclama cuestiones como la igualdad en el sistema educativo o la lucha contra la violencia de género; unos objetivos que, aunque son compartidos por CEPYME Aragón, exceden completamente del ámbito laboral.

Por otro lado, CEPYME Aragón defiende que la igualdad laboral mejora la calidad en la toma de decisiones y es una ventaja competitiva para las empresas, no obstante, existen disfunciones en el mercado que provocan esa brecha salarial como la elección de la jornada reducida, las interrupciones laborales para el cuidado de hijos o mayores dependientes, los pluses salariales de los convenios colectivos y el tipo de sector donde trabajan mayoritariamente las mujeres.

Es por ello por lo que creen que se trata de una cuestión social que afecta a todos y que se debe trabajar de manera conjunta para lograr avances.

Comentarios