Rubi tendrá que recomponer el equipo en Reus

Entrenamiento SDH SD Huesca febrero

Una semana más no cesan los problemas para los azulgranas a los que les está pasando una dura factura las bajas en los últimos partidos. No está acompañando la suerte en este sentido y es que, entre lesiones y sanciones, son muchos los cambios que el técnico está teniendo que realizar por lo que el equipo se resiente, especialmente en defensa donde se ha perdido la principal fortaleza del Huesca.

Para esta semana, la lista de bajas se vuelve a ampliar. Rulo, lesionado, y los expulsados Pulido y Melero no estarán en Reus. Además se suma el Chimy Ávila que vio la quinta amarilla. Cucho Hernández y Akapo no están todavía disponibles y Brezancic ha comenzado a entrenar y veremos su evolución y si llega a tiempo ya que el equipo se ha quedado sin laterales zurdos. También podría estar Kilian que es otra opción.

Con este panorama llega otra salida en la que el objetivo es intentar sumar los tres puntos y es que la SD Huesca lleva tres jornadas sin ganar en las que solamente ha conseguido un punto de nueve.

Hay que estar tranquilos, decía Rubi, que no se cansó de repetir esa palabra tras la conclusión del choque ante el Almería. El Huesca lleva un punto más al tercero, que la jornada anterior, por lo que en ese aspecto la situación ha mejorado.

La incertidumbre flota más en el ambiente de los aficionados que en el vestuario donde se sienten con fuerzas para aguantar la presión que están metiendo los rivales. Es muy importante que pase cuanto antes la tormenta de bajas para recuperar el nivel que ha exhibido el Huesca, hasta hace tres semanas.

Los errores están penalizando mucho en defensa y en tres partidos se han encajado 8 goles, una cifra muy por encima de la media que llevaba el equipo hasta ahora. La clave sigue estando en el trabajo diario y en ello están los de Rubi que volverán a cerrar la jornada el domingo que viene a las 20 horas en Reus.

Comentarios