La Guardia Civil descubre un fraude fiscal de más de 300.000 euros por uso de gasóleo bonificado

Guardia Civil Gasóleo fraude

La Patrulla Fiscal y de Fronteras (PAFIF) de la Guardia Civil de Huesca, dentro del Plan de actuación en materia de Resguardo Fiscal, ha realizado entre los meses de noviembre a febrero pasado, controles en empresas de transportes a lo largo de la provincia. Dentro de los servicios desarrollados se interceptaron tres camiones y dos furgonetas que circulaban haciendo uso de gasóleo agrícola (rojo), realizándose igualmente una inspección en las naves, propiedad de la empresa a la que pertenecían los vehículos.

En las inspecciones llevadas a cabo se localizaron instalaciones petrolíferas sin autorización y sin las condiciones de seguridad necesarias, todas ellas contenían gasóleo bonificado y eran utilizadas para suministrar el combustible a los camiones y al resto de la flota de la empresa.

En una de las naves sita en la Hoya de Huesca se localizó lo que podría ser además un taller ilegal, dado que se realizaban cambios de neumáticos a camiones, así como cambios de aceite y otras reparaciones, teniendo un listado de precios de los neumáticos con y sin IVA.

De la información recabada y del estudio de la documentación se pudo establecer la comisión de un supuesto fraude fiscal de más de 300.000 euros en los últimos 5 años por uso fraudulento de gasóleo bonificado, haciendo competencia desleal contra empresas del mismo gremio, dado que ofertaban los mismos servicios de portes a precios más bajos.

Por los hechos expuestos se procedió a formular 5 denuncias administrativas por uso fraudulento de gasóleo bonificado, 2 denuncias por distribución de carburante y depósitos no autorizados, así como varias infracciones a la Ley de IVA, actividades económicas y por realizar labores de taller mecánico sin tener la oportuna licencia.

Todas las denuncias han sido remitidas al departamento de Aduanas e IIEE de la Delegación de Hacienda en Huesca y al Área de Industria e Innovación del Gobierno de Aragón, órganos encargados de tramitar los oportunos expedientes sancionadores y que podrían acarrear a los infractores multas de más de 75.000 euros.

Igualmente se ha denunciado a la empresa mayorista suministradora del combustible por hacerlo a unos depósitos y a un punto no autorizado, habiendo vendido más de 100.000 litros de gasóleo bonificado, sólo en el último año, resultando un fraude de más de 40.000 euros, esta infracción podría ser sancionada con más de 60.000 euros.

Comentarios