El Hospital San Jorge tendrá resonancia magnética en el verano de 2019

El Consejo de Gobierno aragonés acaba de aprobar la adquisición de una resonancia magnética para el Hospital San Jorge de Huesca. Autoriza la cuantía presupuestaria y prevé, según informan fuentes del Departamento, que en el verano de 2019 esté en funcionamiento. Este tiempo de espera se debe, explican, a que en estos momentos no hay un espacio físico donde colocarla y hay que esperar a las anunciadas obras de urgencias del hospital para que se construya un espacio apropiado para el aparato.

Se trata de una larga reivindicación de algunos profesionales. El Colegio Oficial de Médicos de Huesca había solicitado la adquisición de esta tecnología sanitaria en varias ocasiones denunciando que “el Altoaragón es la única provincia de España sin equipamiento público de resonancia magnética, siendo por tanto el Hospital San Jorge, el único de sus características de todo el país que no dispone de dicho servicio.”

La provincia, no obstante, sí contaba con el servicio de resonancia magnética, que estaba externalizado a una empresa privada. José María Borrel, presidente del Colegio de Médicos en Huesca, habla de una “magnífica labor” de los profesionales que lo realizan en la empresa privada, pero explica que ser la única capital de provincia sin ese servicio público parece un agravio y que “si estamos reivindicando un hospital universitario el centro debería tener esta tecnología”. “Eso permitiría que hubiera docencia y formación en diagnóstico por imagen y gran parte del futuro de la medicina pasa por esta tecnología”.

El Gobierno de Aragón ha informado de un gasto de más de 15.5 millones de euros para la adquisición de alta tecnología sanitaria. De ellos, el Salud va a incorporar, “mediante arrendamiento operativo sin opción de compra, dos resonancias magnéticas para el Hospital Universitario Miguel Servet, otra para el Hospital Obispo Polanco y una cuarta para el Hospital San Jorge. El importe total asciende a 8.085.258,24 euros, repartidos en anualidades entre 2018 y 2027.” Desde el Departamento de Sanidad explican que este arrendamiento sin opción a compra es la forma habitual de adquirir este tipo de tecnología sanitaria pero que en la práctica es “como un renting o una adquisición que dotará al hospital San Jorgde de esta tecnología hasta que deje de tener vida útil.”

Dentro de los 15’5 millones de euros hay otras adquisiciones. Con la misma modalidad se adquieren dos salas de hemodinámica que se instalarán en los hospitales Miguel Servet y Clínico Universitario, con un gasto plurianual de 3.873.542 euros entre 2018 y 2026. Por último, se ha autorizado un gasto plurianual de 3.617.445,49 euros para el arrendamiento sin opción de compra de dos salas de radiología vascular intervencionista que también se instalarán en los dos hospitales zaragozanos citados anteriormente. 

Comentarios