Los refugios de montaña aragoneses rozaron las 100.000 pernoctaciones en 2017

La ocupación de los refugios de montaña de Aragón durante 2017 se acercó a las 100.000 pernoctaciones, concretamente, la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM), contabilizó 98.352 usuarios, lo cual supone, 4.600 pernoctas más que en 2016. Otro dato a destacar es que los franceses desbancan a los usuarios vascos y se sitúan como tercer lugar de procedencia por detrás de catalanes y aragoneses.

Sergio Rivas, responsable de refugios de la FAM, destacaba la tendencia al alza desde el 2013 y que supone batir records de pernoctación cada año.

Sólo se contabilizan los usuarios que hacen noche pero no hay que olvidar a los visitantes de día que también hacen uso de los servicios de los refugios y que es una cifra que también aumenta año tras año.

Son los refugios situados en torno al Aneto o Monte Perdido los que mayor número de pernoctas presentan, es decir, Góriz, La Renclusa, Angel Orús o Respumoso seguidos de Casa de Piedra, Bachimaña y Riglos. Destacan también las escuelas de montaña de Benasque y Alquézar, que suponen un 20% del total aunque se trate, principalmente, de grupos escolares o alumnos de las formaciones que se desarrollan en sus instalaciones.

Cataluña y Aragón siguen siendo la procedencia de los usuarios y la novedad es que País Vasco pierde la tercera posición a favor de Francia, que representa un 13,65%, y Valencia se coloca en cuarta posición relegando a Madrid a la quinta. Hay que reseñar respecto al aumento de usuarios franceses el proyecto ENTREPYR, en el que están englobados los refugios de Bachimaña, Respomuso y Casa de Piedra, y que, en breve, incluirá a todos los refugios de la cordillera pirenaica.

Del total de pernoctaciones un 42% lo realizaron personas con licencia federativa en montaña, y fue la época estival la que concentró la máxima ocupación siendo agosto el mes por excelencia con 19.484 pernoctaciones.

La red de refugios de la Federación Aragonesa de Montañismo está formada por 16 refugios y están repartidos por las principales zonas de montaña de Aragón, si bien el mayor número de pernoctas a lo largo del año se da en los refugios que se sitúan en torno a los macizos más emblemáticos de los Pirineos.

Comentarios